martes, 13 de septiembre de 2016

_España me mata.

País de paletos, país de ignorantes, antorchas y hordas justicieras. País de países donde el funcionariado no paga cuentas porque una niña de 14 años quede embarazada mientras debería estar protegida por una Institución Pública que la tenía en acogida. País gestionado por políticos corruptos y mafiosos. País inundado por iletrados que llaman cultura al maltrato animal e injusticia a que una madre recupere a su hijo arrebatado. País de hipócritas, cínicos y tuertos. País donde los clasistas neoliberales tienen su mayor caladero de votos en jubilados que desprecian e hipotecan el futuro de sus hijos y nietos cuando depositan su voto. País donde los liberales viven de la cosa pública y se han apropiado del término “PATRIA”. País de países donde las hordas de desocupados salen a las calles pidiendo sangre e injusticia, Patria de la irreflexión y la incultura azuzada por los Grupos de Comunicación más manipulados de Europa. País de países donde las administraciones públicas pueden quitarte a tus hijos por quedarte en paro y no tener ingresos, entregárselos a una familia de acogida y asignarles a estos 500 euros mensuales.
INSISTO. Hace más de cien años perdimos la ocasión de ilustrarnos. El joputa de Napoleón puso al frente de este chiringuito ingobernable a un borracho y putero con pocas luces, mira, igual que haría años más tarde un dictador golpista. ¡Qué país!