viernes, 19 de febrero de 2016

_Políticos, periodistas, todólogos, cuñaos.

En estos tiempos tan convulsos en la política española algunos políticos de primera línea y la inmensa mayoría de tertulianos, todólogos y opinadores profesionales, bien pagados, están instalados en la desproporción, el postureo, el mamoneo y la manipulación. Lo vemos, escuchamos y leemos/sufrimos mañanas tardes y noches. Es interesante, porque dentro de unos meses la hemeroteca y los canales de YouTube dejarán en bragas o a calzón quitado a más de cien ¿Qué digo? Mil defensores de La Verdad que se inventan cosas e invaden tu casa a través de la tele, la radio, internet o el papel.
Sin duda se está agravando la situación que ya apuntaba el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (Universidad de Oxford) a mediados de 2015. Los medios españoles, los menos creíbles de Europa. La Asociación de Prensa continúa missing, como el código deontológico, el fair play y el Presidente de Gobierno en funciones.

1 comentario:

supersalvajuan dijo...

La credibilidad no entiende de fronteras.