domingo, 12 de julio de 2015

_Australianos y tejanos que se inmolan ante un dios desconocido.

El 6 de Julio estábamos mi señora y yo degustando especímenes de Tierra y Mar, almorzando en una terraza en la que los chiquillos molestaban como es debido con pelotas y otras cosas por el estilo; todo muy normal. En algún momento salió lo de San Fermín en la conversación y la aseguré a la ínclita de Liérganes (mi santa) que de nuevo algún AUSTRALIANO pillaba pitón este año. Se reía la condenada. No me llamen visionario porque NO. Dos días después, en el segundo encierro pamplonica, un manso de El Tajo y La Reina pitoneaba a un australiano en el albero, un manso. Es tradición y estadística. Recuerdo inusitado, un logaritmo implacable, anual y tozudo. Mis respetos para todos los familiares de los inmolados en el 2015.

No hay comentarios: