miércoles, 1 de abril de 2015

_El perfume.

Es una de esas coincidencias que suelen ocurrir. Ayer de madrugada vi la película El Perfume: Historia de un asesino, adaptación del famoso best-seller de Patrick Süskind, en Paramount Channel. Hoy leo otra frikada de la inconmensurable y siempre sorprendente cultura japonesa. Burger King lanza en Japón el perfume con olor a Whopper. Se trata de una edición limitada y parece ser que los primeros afortunados que la han podido comprar por 5.000 yenes se quejan de que en realidad huele a tacos. Me encanta leer sobre la Francia del siglo XVIII, me interesa la psicopatología de los asesinos en serie y perdí el culo a principios de este milenio por comprar en Tokio cosas inútiles. Y por el Iai-Do. Para todo lo demás, Fahrenheit, de Christian dior.

No hay comentarios: