miércoles, 25 de marzo de 2015

_El 67% de los políticos daneses van en bicicleta al trabajo.

Puñeteros vikingos. Malditos bárbaros barbas rojas del Norte a los que desde muy pequeñitos sus madres dejan en las puertas de las cafeterías, en sus sillitas, para que vayan habituándose al frio. Luego pasa lo que pasa, que se hacen mayores y pedalean por Copenhague a -4 grados y si son representantes públicos además son los menos corruptos del mundo mundial. Será porque no tienen cuestas, o patios tendederos, pintxos o sol.
Puñeteros envidiables.

No hay comentarios: