sábado, 28 de febrero de 2015

_Los años no deberían pasar en balde.

Que alguien que presume de “Premio Nacional de Periodismo” firme en 2015 un TRUÑO como ese nos dice todo sobre cómo está el OFICIO de juntapalabras en este País de países. Digo bien, JUNTAPALABRAS, porque el ÍNCLITO firmante de la mierda que se expone arriba nunca ha sido periodista de vocación, esa es otra historia por contar lejos de las barras bajas americanas, de las güesquerías y los bares con putas donde busca pelea su amigo Hermann Tertsch. Le chochea el plumero, don Alfredo y yo sigo teniendo predilección matutina por los irreverentes y chingones de cualquier color.

No hay comentarios: