miércoles, 17 de diciembre de 2014

_Periodistas. Talibanes.

Los talibanes de Pakistan se han propuesto como prioridad dos cosas. La primera que las niñas no estudien, la segunda que ellos puedan seguir teniendo su parte del pastel en el negocio del narcotráfico. Los barbudos han perdido la mayoría del control de las amapolas de opio en Afganistan, esas que se convierten en heroína en los laboratorios de Pakistan y piensan seguir presionando para mantener su 50% con sus socios americanos y gubernamentales. Su estrategia es el terrorismo y si hay que matar 120 niños en una escuela pues se matan. En Occidente un desequilibrado conocido por la policía australiana asesina bajo la bandera del Califato y el mundo se conmociona. Se cuentan con los dedos de una mano los periódicos que no han jugado con el sensacionalismo o la tergiversación. En este País de países incluso hay algún periodista que ha aprovechado la locura de SHEIKH HARON para volver a insistir con la teoría de la conspiración del 11M y ETA. Cuando no hace falta ni titular para señalar la ignominia, The Guardian lo ha bordado.

No hay comentarios: