domingo, 30 de noviembre de 2014

_Hay que estar a lo que hay que estar. __@policia

Twitter o Facebook albergan millones de impresentables maleducados. Troles, POETAS, INÚTILES, chistosos y spamers. Las Compañías gestionan sus Normas de Uso como les viene en gana. ES SU NEGOCIO Y SE LO FOLLAN COMO QUIEREN. Si pones una teta o un parto en caralibro igual te banean. Si denuncias conspiraciones gubernamentales en el pajarito azul, igual te banean. En Twitter, en Facebook, tuenti, badoo, blogger y la madre del cordero, saben cuándo cagas, te afeitas o bajas a comprar tabaco. Lo llevan en su CÓDIGO FUENTE. Enteraros, coño. En España y en el Mundo Mundial escriben comentarios descerebrados miles y millones de anónimos diariamente.

El comentario del niñato Eric Pérez Torá está muy feo, es deleznable y de muy mal gusto. ¿Pero tanto como para que la policía de una patada en la puerta y le detenga por OPINAR O HACER UN MAL CHISTE? ¿Minority report? ¿Acaso _@policia han detenido al gilipollas CON CARGO Y SUELDO PÚBLICOS que animó a dar un tiro en la nuca a PABLO IGLESIAS? ¿Por qué en el Ministerio de Interior se gasta el presupuesto en material antidisturbios y no se compran chalecos antibalas para los patrulleros? ¿Gobierno PP bolivariano, Inda? ¿Esto qué es, una dictadura bananera? ¿No tienen nada mejor que hacer? ¿En Cartagena alguien hubiera aparecido flotando?

3 comentarios:

Necronomicón.net dijo...

Mi más sincero apoyo a las FSE y a todos sus trabajadores y el mayor de los reconocimientos a los muertos en acto de servicio.

Mª Patricia H.N. dijo...

La policía del pensamiento debería detener a este otro cavernícola , con la agravante de que ese juntaletras de Alerta Digital cobra por difundir sus mierdas.

Hoy, las mujeres quieren jugar a todo, vestirse con todos los disfraces posibles, ir de hombres por la vida, porque “ellas lo valen”. La vida real no es un juego. Ahí está la prueba. ¿Qué hacía esa mujer, madre de un bebé de seis meses, con una pistola en la cadera enfrentándose a un criminal? Respuesta: ponerse en peligro de muerte, hacerse matar por un asesino, que tal vez se lo habría pensado dos veces de haber tenido enfrente a dos hombres con pocas ganas de “dialogar” y “hacer pedagogía” a pie de calle con los criminales.

http://www.alertadigital.com/2014/11/29/el-asesinato-de-una-mujer-policia-en-vigo-consecuencia-de-la-feminizacion-de-las-funciones-militares-y-policiales/

Jose Alberto dijo...

Lo de Jonathan Cabeza Infante fue una chiquillada… hombre. La policía del pensamiento no se ocupa de mamandurrias. Dos padresnuestros, un avemaría y a correr.