martes, 14 de octubre de 2014

_FESTIVAL DE LA INDECENCIA.

El FESTIVAL DE LA INDECENCIA lleva años instalado en este País de países. No es una cuestión de picaresca entre invidentes y lazarillos o taxistas peseteros y guiris. No. La extorsión y la mordida están tan institucionalizadas, son tan normales en la España de hoy como en tiempos de Felipe II. No exagero nada. Tampoco exagero si digo que en el siglo 21, en España, no existe separación de poderes del estado ni orden ni concierto. Ni justicia social. Con la Historia en la mano: se han roto demasiados contratos sociales desde el 29 de diciembre de 1978. No puede ser que se dé por legítima esta ignominia, HAY QUE AGITAR LA HIGUERA. Es una cuestión de salud democrática y de patriotismo y no queda otra opción decente.

No hay comentarios: