martes, 30 de septiembre de 2014

_ACTUALIDAD: maricones, aeropuertos y políticos sin cerebro.

No es la primera vez que leo/oigo exabruptos de este nivel. Levy Fidelix, del Partido Renovador Trabajador Brasileño, relaciona la homosexualidad con la pedofilia y lo hace en un debate electoral. Aún más, ha animado a enfrentarse a los partidarios del matrimonio igualitario y ha afirmado que si estas uniones se legalizan Brasil pasará en poco tiempo de 200 a 100 millones de habitantes, "el aparato excretor no reproduce" (sic).
Con el tiempo he aprendido a ignorar ese tipo de comentarios que hacen los borrachos de barra de bar, pero no consigo entender cómo es posible que esas esporas del virus de la ignorancia y la intolerancia se reproduzcan en la esfera política. Me preocupa porque no solo crecen en Brasil. Rusia, Ucrania, Hungría, Chile, China, Turquía, India, Grecia, Irán, Venezuela. La mayor parte de África y todo Oriente Medio, in crescendo. Para el presidente boliviano si comes mucho pollo te vuelves maricón.
 Me voy a portar bien hoy y no voy a decir “PUTOS”, pese al cabreo que tengo por la falta de medicación en demasiados “políticos” internacionales. Levy Fidelix (el tipo de la foto) me recuerda al empleado del aeropuerto de Chhatrapati Shivaji que descaradamente me robó las maletas mientras se sacaba/buscaba cascarrias de la nariz y miraba el reloj esperando que yo no pudiera coger el vuelo de enlace a Tailandia. Joputa. Luego pasa lo que pasa. Serendipia e ineptitud. Bigotes y parvularios.

No hay comentarios: