sábado, 28 de junio de 2014

_Un mordisco de Luis Suárez es más probable que el de un tiburón.


6.160 rivales (11 iniciales + 3 cambios reglamentarios) en 441 encuentros, dividido entre los 3 adversarios que ha mordido -Otman Bakkal del PSV Eindhoven en 2010, Branislav Ivanovic en 2013 y Chiellini en el presente Mundial-. La revista británica New Statesman ha llegado a la conclusión de que la probabilidad de que Luis Suárez muerda a un contrincante es de 1/2.000, mientras que la posibilidad de que un tiburón te dé un bocado mientras estás nadando en el océano es de 1/3,700.000. De hecho es 5.000 veces más probable que Luis Suárez vuelva a morder durante un partido que a mí me parta un rayo.

No hay comentarios: