jueves, 15 de mayo de 2014

_Tetas, 'selfies' y melopeas.

     La pezonera chorrea chupitos de vozka y sanmigueles a cascaporro. La piel morena de la alquilada, que ya no tiene su pantalón de látex, brilla con las bebidas que la escupen, que la lanzan. Un hombre dispara fotografías de desnudos en posturas explícitas. Qué visionario. Los focos se apagan. La voluptuosidad de la mujer desnuda se dispara con la luz roja de la madrugada. Son recortes fotográficos que recuerdan a la devoción exhibicionista del centenar de mujeres, de los millares de hombres y mujeres que aburridos y aburridas, narcisos y sempiternos, quieren gritar: “¡Mirad, hago cosas!”.
     

No hay comentarios: