martes, 4 de septiembre de 2012

_Paseo abortado.


Visto y oído en una céntrica calle atiborrada de viandantes que petaban los escaparates del sofing santanderino.
Un hombre de unos 35 años visiblemente alegre y dicharachero se acerca con los brazos abiertos a una señora, la abraza.
_Mamá mamá, que vamos a ser padres, que Gloria está embarazada. 
La mujer tiene unos 65 años, bien vestida, cana, seria, menuda y con una cara de mala hostia que lo flipas. PLAS, PLAS. Suenan dos bofetadas con fundamento. A la señoruca no la impide el bolso que cuelga del hombro izquierdo utilizar las dos manos y proyectar cadera, como mandan los cánones pugilísticos.
_Sois unos inconscientes. ¿Cómo se os ocurre traer otro hijo al mundo cuando no podéis mantener al que ya tenéis? Estáis los dos en el paro y os van a echar del piso. Ya me has dado la tarde…quita, quita… 
Ahí acabó mi paseo reglamentario de la tarde. Me fui a reflexionar al “Bien y tú” con un Gin Tonic de Brockmans delante.

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Hay que celebrar, sea lo que sea.

Alexxx dijo...

Pues si, entiendo a la señora.
Yo no salgo de mi asombro con los casos de personas que han firmado hipotecas de 1.100 euros con sueldos de 1.200.
Si estubiéramos los dos en el paro un embarazo sería una putada.

Anónimo dijo...

Una anécdota muy bien traída. Yo me he puesto a reflexionar con una lata de San Miguel delante.
Apuesto por la vieja.

jm dijo...

Es difícil reflexionar sobre un tema con tantas variables, es posible que yo necesitara un par de copas de vino para empezar.