lunes, 24 de septiembre de 2012

Everything is Incredible.

     Agustín es víctima de la Poliomielitis, hace muchos años fue zapatero remendón, ahora no. Agustín ha pasado los últimos cincuenta años construyendo un helicóptero. Cuando empezó creía que podía acabarlo en tres meses, “pero por una cosa u otra se fue complicando”. Durante todo este tiempo ha sido motivo de burlas y risas por parte de sus vecinos. Agustín afirma que el día que saque el helicóptero a la calle volará.
     Ninguno de sus vecinos ha comprendido que Agustín es un artista, un escultor, y que no está en absoluto loco; pero que aun en el caso de que lo estuviese todo el mundo tiene derecho a su propia locura y a vivirla sin la interferencia de las risas de los demás. Agustín es un tipo maravilloso y tranquilo.

2 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Cuando tenga un ratico lo veo.

Anónimo dijo...

¿Locura? Maravillosa locura.
Otra buena historia para el saco.