miércoles, 30 de mayo de 2012

_Lentejas sin chorizo. #Krahe.

Un día estaba Diógenes comiendo un plato de lentejas. En ese momento llegó Aristipo, otro filósofo que vivía con lujo adulando al rey Alejandro Magno y le dijo:
 _Mira, si fueras sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas. 
Diógenes le contestó:
_Si tú aprendieras a comer lentejas, no tendrías que degradarte adulando al rey.
He recordado esta cita- anécdota histórica mientras leía la noticia de que, por fin, Javier Krahe se sienta en el banquillo para ser juzgado por su ¿cortometraje? cocinar un cristo. El cerebro humano funciona así.

Recordé lo de las lentejas de Diógenes y el servilismo de Aristipo y lo asocié con la puñalada trapera de Joaquín Sabina, cuando aceptó de TVE grabar un concierto en solitario a cambio de pegar la patada a Krahe, Alberto Pérez y la Mandrágora y eliminar del repertorio la canción “Cuervo ingenuo”, una crítica a Felipe González y su promesa incumplida de no meter a España en la OTAN.
Después de aquello todos conocemos cómo discurrieron las carreras profesionales de ambos.
Por mi parte sigo siendo de minorías. Me encantan las lentejas con patata y zanahoria, la gente con talento y los cantautores de café. También creo que la lección de dignidad del filósofo cínico de Sínope está más de actualidad que nunca. Hombre blanco habla con lengua de serpiente.

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Lentejas los viernes.

Alex dijo...

Y así comenzó Sabina su carrera como socialista burgués.

Markos dijo...

Estupendas las lentejas!!

Aunque hemos pasado a "Hombre blanco hablar con lengua de serpiente" a tener un nido de víboras mudas, si al menos ladraran...

Salu2

jm dijo...

Hace tiempo que me acostumbré a comer lentejas, y la verdad, es que al final hasta se acaban volviendo entrañables.