lunes, 28 de mayo de 2012

_Asueto, calamares y mentiras.

Yo cuando veo a un mantero veo a una persona que se está buscando la vida para comer. No veo a ningún terrorista ni mafioso internacional. Me consta que es así porque a algunos de ellos les tengo que invitar a comer.
Me cuenta mi amigo “Tati” (capitán de la Guardia Civil) que los dos pitufos que han hecho uso de sus armas de fuego en Lavapiés han incurrido en faltas contra el ordenamiento del cuerpo y el código civil.
No pasará nada. Según sus informes y la tele son víctimas, no dos chulapos que utilizan porras prohibidas y que no se identificaron antes de pegar tiros al aire. “Tati” lo tiene claro. Si fueran dos hombres a su servicio estarían expedientados y fuera del cuadrante.
Pedimos una de rabas y hablamos de tetas en “Casa Gelín”. Hoy que es festivo, la Virgen del Mar, patrona de Santander y hay uniformados buenos, paisanos y coches aparcados en doble fila.

No hay comentarios: