viernes, 13 de abril de 2012

_Populismo.


Cuando se privatizó YPF en 1992 y cuando fue comprada por Repsol en 1999 nadie se opuso en Argentina. Y los que menos se opusieron fueron los Kirchner, aún peor, facilitaron las cosas a un grupo de “conocidos”. El 17 de septiembre de 1992, en Río Gallegos, Cristina Kirchner reclamó que los diputados nacionales de Santa Cruz “posibiliten” la privatización de YPF.
Ahora esta populista intenta esconder sus problemas apelando al nacionalismo y abriendo frentes de conflicto con México, Brasil, EE.UU., España, Gran Bretaña y la madre de la concha del cordero.
Populismo de los políticos del bipartidismo español, también. NO ES UN ATAQUE A ESPAÑA. Es una agresión a una empresa, a una corporación internacional que en un futuro podrá dar algún puesto en algún Consejo de Administración a algún político.
En las últimas horas a Cristina se la ha mansshhado de caquitas la braguita de Victoria's Secret. Un aborto siempre es una mala noticia.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Lo de esta tipeja es impresentable.

Alexxx dijo...

Las próximas portadas de “La Razón” y de “Página 12” serán incendiarias. Bueno, quise decir “incendiarias”.

marisol - paginas web dijo...

hay algunas politicas que se aplican en Argentina que a veces no se entienden la verdad.