jueves, 12 de abril de 2012

_Las visten como putas.


Cuando lo hacía el Gobierno de Zapatero lo llamábamos “improvisar”. Llamémosle ahora “ocurrencias”, por ejemplo.
El Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado que la pena mínima por convocar algaradas por Internet será de dos años de prisión. En la práctica eso podría suponer que 10 o 15 que se sienten en unas escaleras podrían ser considerados terroristas.
Uno, que ya tiene canas en los cojones y que en 1979 ya corría delante de los grises, se siente hoy más que motivado. Parece que lo van pidiendo.
Ante tanta ineptitud quizá esté llegando el momento de salir a las calles y comenzar a dar hostias. ¿Se apuntan?.
No apoyo la violencia para reivindicar nada, pero menos aún apoyaré leyes o decretos claramente dictatoriales, de otro tiempo que algunos no hemos olvidado. Que me detengan los provocadores, porfi, que estoy muy loco.

3 comentarios:

_@Alexxx dijo...

"El viento de renovación de Europa" le quita la RAZÓN, pero ahí estamos.
Es una apelación a la sensated o a la sensatez.

_Buenos días soldaos!!!

Necronomicón.net dijo...

Bueno… si a alguien le ha servido este post para descubrir que “hostias” [“te reviento la cara a hostias”] se escribe con “h”, pues oye, ya hemos hecho algo. En Deusto también.

Carlos M dijo...

Hala, ha dicho hostias. A la cárcel.