miércoles, 15 de febrero de 2012

_Crónicas del pelaje. Mesa para 16.


Llegó tarde y con emisarios. Llegó tarde al aeropuerto, llegó tarde al teléfono, llegó tarde al untamiento (sí, he dicho untamiento), llegó tarde a la cena. Pretendió, sin éxito, descolgar y esconder todos los jamones del Riojano, prohibió, sin éxito, el consumo de cerdo y alcohol cuatro mesas a la redonda y el expresidente, con semblante triste, tuvo que comer tragar el chuletón con botellines de Solares.
Nadie cobró.
Cuando salía por la puerta se enteró de que su cochazo se lo había llevado la grúa, pero nadie le había dicho ni mu a los escoltas rusos. Dicen que se llama Ahsan Ali Syed y hay fotos del evento y de la estupefacción, pero como el protagonista es tan feo y desagradable esta nota la encabeza la efímera belleza.

Fotografía: Thomas Devaux

No hay comentarios: