viernes, 2 de diciembre de 2011

_Amadeo, Bilma, Lourdes y las monjitas. Adopta un perro.


Amadeo llegó al centro convencido de que el saldo de su responsabilidad era más que óptimo. Pensaba que llegar a level 32 le hacía poco menos que inmortal y legítimo custodio de la protección animal, de la canina en este caso. Amadeo había salvado muchas vidas de Charly, un perro como el de TIntin que venía a sus manos con CTRL+12+b.
Discutió con Lourdes muchas veces sobre los asuntos de la dignidad, la solidaridad, la humanidad y la humedad necesaria para conservar en interiores los troncos de Brasil. Amadeo firmó un par de papeles antes de salir por la puerta con Bilma, un galgo con serios problemas psicológicos y físicos. Lourdes decía no sé qué de la incapacidad de Amadeo para cuidar de los geranios.
Seis meses después, Bilma está muerta, Lourdes en paradero desconocido, Amadeo, cojo, en Proyecto Hombre, el director del centro de recuperación canina premiado por la diputación y sus “monjitas” con contrato indefinido.
Por suerte no es la regla general. Lo de Amadeo, digo.

2 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Uff, yo, como mucho, con mi padrino vendo. Vendo pienso, de perro o de lo que haga falta.

jm dijo...

Yo no puedo decir nada, porque no me aguantan ni las macetas.