martes, 29 de noviembre de 2011

_Oiga usted.


He defendido mi opinión sobre el asunto en distintos hilos y foros desde hace mucho tiempo. Sigo en las mismas. Si de mí dependiera montaría en el Valle de los Caídos una macrodiscoteca, un par de bares de pinchos y varias bocaterías. Hay espacio para todos, incluso para “spas” y un “Corte Inglés”. Eso sí, prohibido tablaos flamencos. En 1982 me acojoné con tanto espacio libre, ahora no. La acústica debe ser inmejorable y hay terreno para todos y para todas, solo faltan los emprendedores con crédito y políticos limpios y sin prejuicios que monten un buen bacalao.