jueves, 24 de noviembre de 2011

_Morao real.


No me imagino a Juan Carlos buscando platos o vasos en los armarios de la cocina, como cuentan los medios, de hecho dudo que sepa dónde está la cocina de Palacio. Estoy seguro de que tampoco abre y cierra las puertas del vestidor, para eso está el Ayudante de Cámara. Como no soy mal pensado descarto que el ojo a la verigüé o virulé sea el resultado de un episodio de violencia doméstica o de género, no hay denuncias previas, ni se cumple el perfil.
Hay dos cosas ciertas: eso duele, me refiero a la hostia y puede ser considerado un caso de explotación laboral mantener por fuerza en el puesto de trabajo a un trabajador con 73 años de edad.
No sé por qué, pero recuerdo la historia de un tío materno mío, le jubilaron con 62. Había cogido la costumbre de pegarse hostias contra el suelo y llenarse de moraos, claro, que él era alcohólico y llevaba 42 años cotizando a la Seguridad Social. Murió con 65 en manos de las monjitas Clarisas, era pobre y contestatario pero nunca mató ni a una mosca, incluso era gracioso ¡contaba unos chistes!...

6 comentarios:

Necronomicón.net dijo...

"El moreno", In Memoriam.

Anónimo dijo...

Mis respetos para su tío. Mi indiferencia para el señor que atrae las puertas de Zarzuela.
Ya está bien.

Adra.

supersalvajuan dijo...

Vivan las Clarisas!!!

Sensei Katorga dijo...

Dicen las malas lenguas que para follarse (si es que se puede decir follarse en estos tiempos de corrección absurda) por las cálidas noches totaneras a Bárbara Rey, hubo de aprender el noble arte del boxeo, bajo los mandatos de Sugar Ray Leonard, para quitarse a los moscones de la susodicha a golpe de croché. Quizá ha salido de nuevo de caza...

Markos dijo...

Lo siento
En cuanto al aspirante a Steve Wonder, espero que cada vez le pongan el cognac en una estantería más alta y en la siguiente se parte el cuello.
Salu2

Necronomicón.net dijo...

@Anónimo (Adra)
@Super...
@Sensei Katorga
("Nadie habla del Club de la Lucha")
@Markos



Gracias por dejar un comentario.