sábado, 3 de septiembre de 2011

_Decepcionaros.


Ha sido una gran decepción y no solo para quienes necesitan de un gurú a quien seguir. Su afabilidad nonagenaria se ha visto diluida como un azucarillo en el café, rápida e inexorablemente.

Stéphane Hessel vino a Madrid para presentar su nuevo libro: “¡Comprometeos!” (ed. Destino) y le ha dado una patada en la barriga al movimiento 15M, a “los indignados”, al movimiento “Democracia Real Ya”, a la “Spanish Revolution” y al resto de marcas que se tiraron, se tiran y tirarán a la calle para protestar por la partitocracia que nos maneja en España.

Sus desafortunados comentarios han sido un flaco favor. Le han faltado dos luces por lo menos. Dice el anciano que “siente una gran admiración por Zapatero y que Rubalcaba puede ser también un gran español”. Que alguien le explique a este señor cuál es la situación política de España. Porque las batallitas de la Resistencia francesa están muy bien, pero aquí y ahora nos jugamos otro cocido. Lo que está en juego si seguimos bajo la bota opresora del binomio, no son solo más recortes de todo tipo y una situación aún más precaria sino menos derechos tanto de expresión como de manifestación y muchísimo más control policial y represión.

No fueron sindicatos ni ningún partido los que desataron la llamada #spanishrevolution. Fueron, fuimos, ciudadanos anónimos. No somos apolíticos, no apoyamos a ningún partido, no queremos ser un partido. No hay cúpula.


Hessel se ha equivocado, ha dado pábulo y carnaza a los panfletos de la caverna española y ya no tiene la simpatía de los irreductibles indignados de esta minicity en el extrarradio de Bilbao, tampoco la de Punta Umbria, por lo que oigo. Lo hemos decidido en Asamblea cuatro gatos y yo. Mientras los indignados de Madrid rascan el picor que producen los porrazos de la policía que alguien le ponga un sonotone al gabacho para que pueda escuchar los gritos de los manifestantes golpeados en los alrededores del Congreso. “Si yo fuese fascista votaría socialista”.

Imágenes:
La foto es de Reuters y vista en El Mundo. La viñeta es de Markos, del blog si no lo escribo reviento y está cogida de esta entrada.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Desconfío de las personas que no saben anudarse correctamente un Windsor en la corbata. Llamarme raro.

Granada.

Markos dijo...

Yo también me quedé de piedra cuando ví en un informativo a Hessel haciéndole la ola a Zapatero y Rubalcaba...me quedé petrificado (como experiencia desagradable le debí de olvidar para continuar con mi vida, pero me l has vuelto a recordar)
No sé qué le habrán contado al señor francés, o qué jugoso acuerdo editorial habrá tenido, pero apoyar abiertamente al PSOE después de lo que se está liando es raro, extraño, demencial.
A ver si es que le han leído la cartilla a Hessel y después de haber sido enarbolado, cual bandera, su libro "indignaos"; toca someterse a los que mandan y empezar a matizar para que los movimientos ciudadanos no se les escapen de las manos y terminen derrocando gobiernos (en África puede ser algo folclórico ejem pero en Europa que da feo...)
Vivan los cuatro gatos.
Gracias por tu referencia a la viñeta y a la entrada :-)
Salu2

marcela dijo...

Es lo que tiene la izquierda que equivocándose nunca rectifica, y sí ellos son los detentadores del estado del bienestar....el de ellos.
el viejito habrá firmado la declaración de los derechos humanos, pero el panfletillo y la visión de que Zp y Rubalcaba que son dos ineptos a los que habrá que juzgar por malversación le parecen lo mejor para España: dos patriotas, vamos!!!
Las neuronas no son cuestión de años sino de anclarse en lo mismo.
Y la derecha será igual pero los que nos han metido en esta son socialistas de toda la vida. Los mismos que no ponen impuestos y quitan patrimonio.
Buena entrada, me sienta bien.
Un salud

supersalvajuan dijo...

Si que se ha equivocado. Y de lo lindo.

Necronomicón.net dijo...

@Anónimo:
He tenido un deja vu. Gracias.

@Markos:
Conseguiremos superarlo y seguir con nuestras vidas 
Permíteme una sugerencia: tus viñetas están muy bien pero las falta (para mi gusto) que las firmes. Considéralo.
Gracias a ti por compartirla.

@Marcela:
El daño que ha hecho Zapatero a su partido es de tal magnitud que puede suponerles un cisma. De momento no se oyen demasiadas voces discordantes porque este inútil ha sabido rodearse de colaboradores más inútiles que él y que le hacen la ola.
Después del 20N seremos testigos de las purgas. Hazte de palomitas y unas birras, será entretenido verlo.

@Super:
… Y no puede echarle la culpa a desórdenes metabólicos por el cambio horario.


Gracias a los cuatro por dejar un comentario.