domingo, 17 de abril de 2011

_RUBIAS MORDIENDO A CUATRO PATAS EL EDREDÓN.


En Santander vivían doce enanos y un medio enano. Todos eran hermanos y el medio enano era el hermano de en medio. En realidad eran medio hermanos, pues compartían el padre solo la mitad más uno de los trece. Los otros cinco querían más a su madre que a su padre, al que no perdonaban haberla engañado. Ahora que soy La Ley hago evidente y sentencio que la culpa la tiene el machinero (1). Ahora que soy La Ley prohíbo comprobar quién era la primera prima del segundo enano, el padre engañador y la segunda prima paterna del alcalde de Santander.

Ahora que soy La Ley voy a llevar a cabo muchos cambios. Para empezar todos los cobardes tendrán derecho de acceso gratuito a la maquinita de imágenes y la posibilidad de comprar a bajo precio la exclusiva de La Verdad. De inmediato procedo a redefinir el concepto de “valiente” y derivar la gestión de cuantas querellas y denuncias sean necesarias por su mal uso a la Comisión pertinente creada para tal fin. Ahora que soy La ley quedarán más claras las bondades de los cobardes con acceso Premium y las mentiras de los valientes que, dentro de su ignorancia, redefinen “acceso”. Ahora que soy La Ley aprovecho para educaros y denunciar la implantación de prótesis cerebrales no avaladas.

Ahora que soy La Ley no puedo prohibir que los pescaditos mueran aplastados en una caja (de cartón, madera o plástico), que las lechugas dejen de tener sentimientos o que las anchoas se espachurren en latas diminutas, pero puedo prometer y prometo que lo estoy intentando y difundiendo mis esfuerzos con el hashtags #_INCLUSO (2). Ahora que soy La Ley Mourinho dejará por decreto de leer “El Príncipe” de Maquiavelo y se redefinirá el concepto de fumador, comedor de palomitas, escritor, gilipollas y sedimento. Ahora que soy La Ley editaré una entrada en Wikipedia inventándome un curriculum (3).

(1) Para foráneos. Machinero: paseante o pescador en La Machina.
La Machina: Cierta parte de la bahía, paseo de Santander. El origen del nombre viene de principios del siglo 20, cuando una empresa francesa construyó una grúa (“la grúa de piedra”) en el puerto. Le machine se convirtió en La Machina y dio nombre a gran parte del puerto.
(2) Tercer manifiesto de la Revolución Dinámica (Aviador Dro). Somos y aún fumamos. #_INCLUSO
(3) Son muchos, hoy paso, tengo que arreglarme mi flamante perilla blanca y no me apetece hacer escarnio de esas filas.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Me encantan los senti(mientos) de las lechugas. La exportación está poco estudiada.

Alejandro dijo...

Luego te quejas de cómo te encuentran el google. “Rubias mordiendo a cuatro patas el edredón”. Para denunciar la situación de la política en el consistorio santanderino, que es verdad, está lleno de enanos y enanas y un medio enano. #LaPutaCaña. Interpreto que era eso…

En DM sobran las columnas de MSierra y faltan más de las tuyas. Que lo sepas.

Duncan de Gross dijo...

requetebueno, ahora soy la Ley...En Etremaura estamos igual.