lunes, 4 de octubre de 2010

_SER Y ESTAR.


Los mandalas tibetanos están hechos para durar poco. Se hacen con mucha paciencia y meticulosidad con arena teñida de vistosos colores. La confección puede durar horas, días, semanas… Desde su nacimiento están condenados por el viento y el paso del tiempo a ser devorados poco a poco o de un cepillazo por sus mismos autores.

Es una metáfora de lo efímero de la vida. La evidente dualidad y contradicción que contiene el mundo y sus fenómenos. Hasta lo más bello puede ser jodido por el viento o una brisa, también por las personas, en un segundo o en dos o en plazos quincenales. El tiempo y la relatividad del tiempo.

No sé por qué se me han ocurrido los dos párrafos anteriores. Si ha sido porque Romario, Bebeto, y un payaso profesional han conseguido en las urnas su acta de diputados, por el milagro brasileño, por el caso Malaya, por el triunfo de Tomás Gómez en las primarias madrileñas o porque mi mujer esta mañana me ha adelantado el menú para Nochebuena.

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

¿Carne o pescado?

Markos dijo...

Creo que estoy preparado para todo lo que dices, excepto para el menú de nochebuena...se me ha vuelto a abrir la úlcera :-)

Bebeto, Romario, Gómez, el payaso, la Esteban, lo que pare la TV y yo mismo, son consecuencias de nuestro tiempo...un dibujo feo que también está hecho con arena y que el viento se llevará sin distinguirlo de un precioso mandala. A ver cuando empieza a soplar!!

Be water? ;-)

Necronomicón.net dijo...

@Super…
Oí algo acerca de comenzar a congelar nosequé para…


@Markos.
… me pilló leyendo “Desde el lago del cielo” y en lugar de estreñirme o sentir un vértigo me entró una risa persistente y tonta. Me alegró la mañana. Ahora tengo sarcasmo recurrente para un par de meses. Mi parienta es una máquina total de hacer chistes.
Felicidades por tu éxito en el premio 20 blogs.
… Sí hay que ser agua. (/modo Bruce Lee_Lao Tse).

Duncan de Gross dijo...

Coincido con Markos, y cuanto antes, mejor que mejor...Argg!!, Maldito Colón Irritable!!

jm dijo...

Parece que las cosas buenas siempre son más fáciles de borrar que las malas.

Necronomicón.net dijo...

@Duncan de Gross.
Tenemos que cuidarnos con el danacol y más cosas. Markos con la úlcera, tú con el Colón y yo con lo de las varices y tal y tal. ¡Qué malitos estamos!.


@Jm.
La has clavao.
Por eso hay que trabajar más para recordar las buenas cosas, las malas persisten en la memoria sin ningún trabajo por nuestra parte.