viernes, 29 de octubre de 2010

_DE LA MORAL, LA LITERATURA Y LO HUMANO.

"No hay libro tan malo que no tenga algo bueno."
Miguel de Cervantes.

La que se ha liado con el último libro de Sánchez Dragó “Dios los cría …” desde que Xabier Larrañaga escribió su artículo “A cazar lolitas” . Por lo visto, Sánchez Dragó es el único español que se come una y cuenta veinte. Desde entonces la turba ha juzgado sin compasión, sentenciado y ejecutado al hereje. Da igual que se repita que mantener relaciones sexuales consentidas con una menor de 13 años NO es delito ni en España ni en Japón. Sin duda es un acto repugnante, deleznable, reprochable, vergonzoso, innoble, mezquino, despreciable y poco viril, pero NO es un delito, ni lo era en Japón hace 48 años. Sí lo fue en España con la legislación franquista, la que imploran ahora “los demócratas de toda una corta vida”,


Tampoco han servido de mucho las explicaciones del autor “Excusatio petita, accusatio non manifesta” ¡Qué barbaridad! ¡La que se ha armado! Efecto mariposa, tormentas en vaso de agua, mosquitos muertos a cañonazos […].

La historia de las japonesítas ya fue publicada por la editorial Anjana en 1984 ( texto1,- texto2 ) en una biografía de Dragó escrita por Joaquín Arnáiz titulada “Fernando Sánchez Dragó: una vida mágica”. En 1984 esta historia pasó desapercibida y no escandalizó a nadie. Entonces el biógrafo transcribió “perrerías”, no “trajinar”. 26 años después se ha liado la de dios es cristo. Si nos ponemos a recuperar palabras, cualquier canción de esa época de Siniestro total ( pincha hombre pincha ), hoy sería calificada de homófoba, racista o sectaria,

Se llama inquina y es recíproca, de la gente hacia Dragó y de Dragó hacia la gente. A mí me molestó que hace años Sánchez Dragó recomendara no donar órganos, ni aceptarlos en caso de necesidad. Lo que está sucediendo ahora es un linchamiento que suelen practicar las turbas a bote pronto. Lo que pasa es que tres cuartos de España ya odiaban a Dragó de antemano. Los fanboys de izquierdas le odiaban por facha y gran parte de los fachas le odiaban por gilipollas y anarcocapitalísta, los apolíticos o NS/NC le odiaban cuando le veían en la tele de tertuliano, por su pose de superioridad moral, bocazas y su manifiesta pedantería. Para unos y otros esto ha sido la gota que ha colmado el vaso, la espoleta. Se le está linchando por todo lo que ya cargaba a sus espaldas y porque de un tiempo a esta parte los iluminados representantes de la triple moral necesitan sangre fresca con más asiduidad. Hay mucha gente que detesta a este hombre, que están utilizando esto para machacarle y a los que las niñitas japonesas – que ahora serán anónimas sexagenarias - les importan tres cojones: lo prioritario es que se joda Dragó, TeleMadrid y Esperanza Aguirre.

Creo en la libertad de comercio y en la libertad personal. Que un profesional pueda abrir un bar y permitir que se fume o no en su negocio, que cada uno venda o marque las normas de su casa y de su coño. Ahora algunos libreros pretenden censurar la difusión del libro. Vale, es lícito. Pero luego no os quejéis cuando otros libreros acogiéndose a la libertad de comercio vendan “Operación Ogro” o el “Mein Kampf”, “La biblia”, “El Corán”, “Las mil y una noches”… o pasquines abertzales. O cuando centenares de farmacéuticos acogiéndose a escrúpulos morales o religiosos se nieguen a vender condones. Negarse a vender la píldora del día después es de cavernícolas y negarse a vender el libro de Dragó es cojonudo y progresista, eso no me vale. La izquierda se ha vuelto beatorra, casi inquisidora, y la derecha por provocar se ha echado al monte (sic).

Para mí uno de los delitos más execrables es quemar libros, censurar a un escritor. Dostoievsky era antisemita y lo manifestaba activamente en sus novelas. Los que dicen que en su biblioteca no entra ningún libro de un pedófilo supongo que no hayan leído a Edgard Allan Poe que se casó con su prima de 14 años, ni a Antonio Machado que cuando tenía 33 años se casó con Leonor Izquierdo de 14. ¿Quemamos los libros, las poesías de Machado?,

Cosas de hombres y mujeres,
los amoríos de ayer,
casi los tengo olvidados,
si fueron alguna vez.

¿Pedimos que dejen de venderse¿, ¿Revolvemos su osamenta, su memoria?. ¿EA Poe además de borracho era un depravado sexual, un delincuente?. Tengo muchos más ejemplos y muchas más preguntas. ¿Habéis leído “La máquina de follar” de Bukowski.? . Hay un capítulo que detalla la violación de una menor. Se vende en todo el mundo y en EEUU, ese País de países tan mojigato también. Henrry Miller relata violaciones y escenas de sexo no consentido, y Anais Nin, Jean Coucteau, Ton Verlaine, Baudelaire y el maestro Umbral escriben en sus libros y cuentos de inocentes ninfas, grandes y pequeñas pollas, caricias, bragas, embrujos de amor y desvirgamientos. ¿He de esconder mis libros del Marqués de Sade?, ¿Los de Navokov, Lópe de la Vega, Tirso de Molina? Y qué hacemos con los politoxicómanos Santa Teresa, Arthur Conan Doyle, Burroughs. Como veis he elegido una horquilla muy amplia, después podéis seguir con la censura o la retirada de las librerías de homosexuales, cojos o zurdos aunque no lo sean a jornada completa.

Dragó no es un personaje hentai, ni un simple tertuliano de La Noria. Ha recibido la polémica en Japón porque durante varios meses al año da clases en la Universidad de Tokio. ¿Sabéis cual es su asignatura?... Historia del Pensamiento Español.

Coda 1: El maestro de esgrima ha afirmado: “Esto de trajinar el trajín es una perfecta mierda”.
Coda 2: La coda 1 es literatura.

12 comentarios:

Necronomicón.net dijo...

Éste comentario no tiene nada que ver con el post.

Solo quería dejar testimonio de mi admiración por las buenas personas, las íntegras. Hace unas horas que ha fallecido Marcelino Camacho, una persona que siempre se vistió por los pies.
DEP
En Santander comienza a hacer fresco, yo en invierno y parte del otoño me pongo “marcelinos” (los jerséis de cuello alto). Tengo amigos de todos los colorines y hoy me pondré un marcelino blanco.
Quería dejar esta nota o recuerdo.

supersalvajuan dijo...

Un tipo que siguió viviendo en su modesto piso. Hacen falta más Camachos en los sindicatos de ahora.

supersalvajuan dijo...

De Sanchez-Dragó no hablo. Mi opinión es que no tengo opinión.

Markos dijo...

A mi me parece bien que el libro esté en las librerías y que quién lo compre le de buen uso, para calzar una mesa, de contrapeso en una báscula, como papel higiénico de mala calidad (yo conocí el elefante) o incluso que lo lea...allá él, se venden libros peores.
Sánchez Dragó me parecía antes y después un gañán desfasado que sólo considera como válidas las opiniones de los espejos.
Sobre la ilegalidad o no del sexo con independencia de la edad, es solamente eso, una legalidad, un acuerdo entre gentes. Lo que no me parece de recibo, ni aquí, ni en Japón, es referirse a personas con desprecio sexual, y además hacer alarde.
Sobre los ataques más o menos justificados de Dragó que le llueven de todas partes, es un mero recoger tempestades.
Me parece un dragón fantasmal que revolotea dando tumbos intentando volver a un cuento que ya no existe.
Abrígate que parece que viene frío por el norte.
Disculpa por el comentario tan largo, últimamente debo de sufrir algún tipo de incontinencia que me impide ser breve.
Eso sí meter en el mismo post/comentario a Dragó y Marcelino Camacho, es, vamos, que no me lo habría podido imaginar :-D
Salu2

Necronomicón.net dijo...

@Super…
Eres un crack. Pagaría pasta por haber sido alumno tuyo en el insti, te lo juro.
Del notas yo tampoco tengo opinión, pero sí la tengo de las turbas y de los prejuicios.


@Markos.
¡Joder, cómo rascaba el culo el papel elefante!. Servía para escribir la compra, incluso.
Me encanta que escribas de largo sensei y, si me lo permites, suscribo en gran parte tu comentario.
Me alegro de haberte sorprendido con el yin yan, espero no dejar de hacerlo (…lo de sorprender).

Anónimo dijo...

Ya, pero “el notas” es un poco hijo de puta. ¿no?

Necronomicón.net dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Necronomicón.net dijo...

@Louis Cypher.

Gracias por la referencia y por el elogio que me resulta inmerecido.

J. dijo...

Oye, que yo puse tu entrada en mi Facebook ;)

Necronomicón.net dijo...

Muchas gracias J.

Fiebre dijo...

A mí este hombre (y más siendo rubia) te puedes imaginar que no me hace ni pizca de gracia.

Y menos después de que por mis veintitantos años, cuando una estaba de buen ver, me gritara cual poseso acerca del tamaño de mi minishort en unas escaleras del Corte Inglés (iba a verlo firmar un libro y me di la vuelta ipsofactamente).

Pero al margen de esto, que es anecdótico, me repatea el sistema que llevamos últimamente "donde va Vicente".

Ejemplo? Neyra. Me indispuse con mucha gente al dejar ver los "posibles defectos del sujeto" (en ese momento era el paradigma de la sociedad solidaria). Ahora es el hijo de Satán.

ME parece que somos unos papanatas que vemos un arito y cuando nos dicen ¡halehop! saltamos...

Necronomicón.net dijo...

@Fiebre.
Hay mucho de lo que dices…”donde va Vicente”, pero también hay mucho de irreflexión y de inquina contenida.
Por otra parte, que sepas que aún estás de muy buen ver rubia (si me permites decirlo).