miércoles, 29 de septiembre de 2010

_DAME PAN Y LLÁMAME GORRIÓN.


Es un buen día para recordar una entrada antigua de este blog o fururku. La del 7 de septiembre de 2008: Callados como putas. El silencio de los corderos, el silencio subvencionado, la visita del Presidente de Gobierno a Rodiezmo franqueado por los líderes sindicales, la delfín Pajín y el director de la sucursal del Banco Santander. Aquel día Zapatero sacó un conejo de la chistera y anunció una subida de las pensiones del 6%.

En la foto no estaba aún Toxo pero los ademanes han sido los mismos hasta hace bien poco. Callar y poner el cazo, hasta que llegó el lobo y se comió el conejo, la chistera y al mago. Ahora los trabajadores (y trabajadoras) desconfían de los sindicatos que solo son meros gestores de cursos para desempleados, los representantes sindicales se han preocupado durante años en gestionar únicamente sus intereses. Como hoy: los sindicalistas que forman los “piquetes informativos” están trabajando, a ellos no les van a descontar el día y pretenden que los curritos que no gozan de las mismas prebendas que ellos hagan “un esfuerzo más”, voluntario, solidario. La fórmula es la de siempre, el miedo y la coacción.

_O cierras o te rompemos las lunas, como en el 2002. Les importa poco que la mayoría de la plantilla quiera trabajar. 20 ”informantes” entran en el bar armados de pitos y megáfonos y te echan a la clientela. Llamas a la policía y cierras. Esperas y vuelves a abrir con la esperanza puesta en que no te jodan las sillas de la terraza o las lunas. No es el mejor día para prohibir a los trabajadores que fumen más de lo acordado, porque los que han decidido trabajar se sienten intimidados por unos “señores de rojo” que parecen chavistas con un gen deteriorado.

Y si te llaman fascista a callar, que estos gorriones son los dueños de la verdad, los salvadores de la Patria. El seguro no te paga los actos de vandalismo. Ni estos iluminados sindicalistas del siglo XIX, ni nadie excepto Juan (el santo de la C.H.), te echaron un cable para sufragar los gastos de obra por la primera ley antitabaco. Dinero a la basura, te lo mereces por fascista y explotador.

Esta noche no se sirven cenas, decisión de la plantilla, que es la que manda y la única respetable.

lunes, 27 de septiembre de 2010

_SUBRAYADO.


El problema de Platón y el problema de Orwell


Durante muchos años, me han intrigado dos problemas referentes al conocimiento humano. El primero es el de explicar cómo conocemos tanto a partir de una experiencia tan limitada. El segundo es el problema de explicar cómo conocemos tan poco considerando que disponemos de una evidencia tan amplia. Podemos denominar al primero “el problema de Platón” y al segundo “el problema de Orwell”.

Bertrand Russell,[...], expresó adecuadamente la esencia del problema de Platón [...] “¿Cómo es posible que los seres humanos, cuyos contactos con el mundo son breves, personales y limitados, sean capaces de saber todo lo que saben?”[...]

El problema de Orwell consiste en explicar cómo conocemos y comprendemos tan poco, a pesar de que disponemos de unos datos tan ricos.[...] a Orwell le impresionó la capacidad de los estados totalitarios para imbuir creencias firmemente sostenidas y ampliamente aceptadas, aunque carente por completo de fundamento y a menudo en flagrante contradicción con hechos obvios del mundo circundante.

Noam Chomsky, “La arquitectura del lenguaje”, p.9-11.

martes, 21 de septiembre de 2010

_ALEX STEWART SE FUMA LA BIBLIA Y EL CORÁN.


Alguien debería decirle a Alex que si se hace porros de marihuana con las páginas de La Biblia y del Corán está inhalando un veneno infinitamente mayor que el del papel: la tinta.

A.S. es un abogado que de momento da clases en la universidad de Queensland (Australia) y una mañana, la del 14 de septiembre, no tuvo una ocurrencia mejor que liarse unos canutos delante de la webcam y subirlo al Youtube.

Rompe cuidadosamente las páginas de La Biblia y el Corán, nos enseña la bolsa con los cogollitos y se levanta a por un pitillo para mezclar mientras nos da una charla de 12 minutos sobre la libertad de expresión, las religiones y bla bla bla. Una cosa muy cierta dice: “si te sientes ofendido porque no respetan tus creencias directamente es porque has dejado de creer”. Vamos que si la religión es causa de violencia es mejor que no exista, OK.

Pero todo apunta a que la dirección de la universidad le va a poner de patitas en la calle y mucho me temo, es una impresión personal, que lo harían también si hubiera colgado un vídeo haciéndose los porros con Smoking Black, Rizla o Abadie 500.

Cuando esté en el paro quizá alguien le explique que ya es muy mayorcito, un tipo con estudios, un profesor universitario y que es de estúpidos colgar en el internete videos comprometidos porque les puede ver cualquiera. Incluso los intransigentes religiosos y los alumnos (que suelen ser muy cabroncetes aunque también fumen).

Los comentarios que le están dejando no tienen desperdicio. No inauguro la etiqueta gilipollas porque no tengo tiempo para buscar en el archivo los post que debería marcar.



domingo, 19 de septiembre de 2010

_¡A LA MIERDA, JODER!.


No compartía gran parte del ideario político de este señor pero he de reconocer que me caía bien. Me caen bien las personas que defienden a ultranza su ideario, que no son chaqueteros, los que salen al monte y llevan una navaja para cortar queso y chorizo, las personas que llaman a las cosas por su nombre, sin rodeos, los honestos, dignos y comprometidos. Los que saben beber de una bota. Me caía bien incluso sin gustarme la música de ningún cantautor, será porque este señor huía del carisma.

Labordeta ha muerto. Se veía venir el fatal desenlace porque últimamente le estaban dando muchos premios.

El dijo que un buen epitafio podía ser el famoso: "¡A la mierda!". Pues eso, mande usted, esté donde esté, a la mierda a toda la gente que no le deje hablar y siga llenando la mochila de experiencias, gente como ud contribuye a llenar la mía.

jueves, 16 de septiembre de 2010

_PINCHO CON TOMATE.


No lo pongo en duda, los trabajadores que están en paro deben aprovechar ese tiempo para formarse, claro que sí. También es cierto que los cursos a los que les manda el INEM no tienen nada que ver con su profesión, ni con sus preferencias, ni con sus necesidades. Tienen que ver con el cupo que administran los sindicatos en academias privadas concertadas con el INEM. Tienen que ver con presupuestos muy gordos, un pastel muy grande, que gestionan sindicatos, ayuntamientos, gobiernos autonómicos y empresas privadas.

El Iluminado Líder dice ahora que los parados que realizan cursos de formación son trabajadores del Estado (como funcionarios o así).

Jenaro vino a comer su pinchito de tortilla con tomate como todas las tardes desde hace siete años.

_Hace tiempo que no te veía…
_Sí, empecé un curso de programación web, HTML y todo eso…
_¿Qué tal?
_Aún me duele la cabeza. He aguantado siete días, pero ya no podía más. Mis conocimientos de informática se limitan a meterme en Google, en mi correo y copiar/pegar. Vaya traca colega, no me enteraba de nada.
_¿Y eso?, ¿Te pongo más tomate?...
_¿Y eso?... un queso. No, así está bien de tomate. ¿Para qué cojones quiero yo saber cómo se construye una página web?, ¿Tú te crees que con 50 años voy a buscar trabajo de programador porque hice un cursillo del INEM?.
_Hombre… pues no.
_Pues eso. Yo me apunté en el INEM a un curso de cortar jamón y a otro de coctelería, después de 25 años de camareta… tú me contarás….
_Ya, ya. Si nos conocemos.
_Ponme otro mosto porfa. Además, el profesor no me ha gustado nada. Vamos que según él después del curso podemos establecernos como autónomos y hacer las páginas web de todo el mundo mundial. Anteayer ya se pasó.
_¿Y eso?
_Como éramos varios los que arrastrábamos dolor de cabeza nos dio un mitin como para animar. Que si él ganaba 30€ la hora como programador… que por la mañana trabaja en una empresa que le paga 2500€… que por la tarde trabaja en la Academia dando cursos… que cuando llega a casa hace webs por libre. Joder, qué pedante.
_¿Y?
_¿Y?, le dije que normal que haya tanto paro, joder tiene él todos los trabajos. Y nos los pasa por el morro a los parados ¡coño!.
_Pues sí. ¿Y qué pasó?. ¿Otro pinchito?.
_No gracias. Pues que se montó una movida de la hostia en clase. Nos hemos dado de baja seis de los catorce que éramos. Firmamos casi por obligación, pero te juro que son seis horas diarias que son un suplicio y todo por 420€ que no sé si me quitarán ahora. Creo que este mes el putoingenierodeloscojones ganará menos que en Agosto. Qué hijos de puta.
_Ya te digo…
_¿Qué te doy?.
_Nada, hoy te invito yo, me alegro de verte bien.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

_COLEGAS ¿VALE?

No sé por qué pero un comentario de Duncan de Gross me ha animado a exponer al dominio público del internete a dos de mis mejores amigos. Ya no son anónimos.


Está malito y no es culpa ni de la vainilla ni de las hamburguesas, tampoco del jazz que tan bien custodia (bueno, dormita sobre los cedés). Bin Laden está malito, se le cae el pelo y Frontline no pudo hacer nada por él.
Dice el médico de gatos que las pulgas le han comido este verano y que tengo que ponerle a régimen.


Su colega-amante Bush III está como una rosa. Siempre ha sido de comer fibra, menos carnívoro, las pulgas huyen de él y da unos saltos que te cagas. A veces me asusta el cariño que me da, de verdad, me mira con pasión. Le he salvado la vida dos veces. Es un suicida eléctrico que come cables y se cree siamés (…no sabe que su padre era negro… y su madre la más promiscua de las gatas de la cuesta de Antonio Mendoza). Yo no se lo voy a contar.

Quizá se inicie ahora la costumbre de publicar en éste fururku fotos personales. Ustedes dirán (o no).

lunes, 13 de septiembre de 2010

_AJO Y AGUA.


Escucho en conversaciones de barra de bar y leo con demasiada frecuencia en distintos medios y foros la expresión: “pan y circo” para referirse peyorativamente a los acontecimientos deportivos que reúnen a miles de personas.

Lo he escuchado cuando retransmiten o comentan un partido de tenis, de baloncesto, de fútbol, una carrera de F1 o una corrida de toros. Tengo la impresión de que esos intelectuales del panicircolismo que califican a todos los aficionados de borregos serviles, utilizan inadecuadamente la cita de Juvenal. La coletilla, por cierto, no es de uso exclusivo en España, la utilizan en el The New York Times, aunque los romanos lo único que han construido por aquellos lares son pizzerías.

Juvenal hace referencia en su sátira a la práctica romana de proveer de trigo gratis y espectáculos de entretenimiento a los ciudadanos más pobres, una práctica populista con la que se mantenía tranquila a la población y ocultaban decisiones políticas controvertidas.

Yo debo ser el único tonto que paga voluntariamente por un abono para ir al estadio y probablemente sea el más rico de los espectadores porque a mí ni me regalan el pan, ni las alubias, ni el gas ni el internete, ni nada. De hecho cada vez pago más impuestos, directos e indirectos y anualmente sube el precio de todo, incluido los tickes del cine o el abono del transporte urbano. Algunos productos suben varias veces de precio durante el año y coincide que el especulador suele ser el Estado.

Sospecho que quienes citan tan gratuitamente a Juvenal también padecen la injusticia del sistema impositivo, la subida de precios, la ineficacia de nuestros políticos, el engaño de ONO o Telefónica y la usura de los banqueros, pero no consigo entender por qué piensan que las 50.000 personas que están viendo un partido de futbol, las 20.000 que están viendo pasar bólidos vuelta tras vuelta, etc son ciudadanos sumidos en la desidia y la ignorancia, que han abandonado sus deberes, responsabilidades y vendido su voto. No alcanzo a entender por qué piensan que los espectadores de un partido de baloncesto son menos productivos que los que siguen las evoluciones de una pelotita de ping pong o una partida de ajedrez.

Tal y como están las cosas yo entendería la etiqueta de “pan y circo” si esta caterva de alcaldes, concejales de festejos, ministras de incultura y demás politicuchos que sufrimos organizaran constantemente conciertos gratuitos, regalaran libros, bonos para seguir a tu equipo de futbol o hockey, tickes para entrar al cine, estancias de fin de semana por la fei. Pero no, no te regalan ni los condones, aún peor, te cobran un canon especial para dárselo a unos mafiosos si compras una impresora.

Yo no sé en que invierten su tiempo de ocio los intelectuales del panicircolismo, no he podido preguntárselo porque suelen ser muy violentos - lo que me hace suponer que en follar tampoco -. De lo que tengo constancia es de que en España (éste País de países) solo tocan la pandereta los tunos y los críos y crías de preescolar. De tocar los cojones tenemos más experiencia y lo hacemos con más ahínco y cotidianidad, literal y metafóricamente. Nos gusta tocar los cojones a la gente cuando les vemos disfrutar, olvidarse por un momento de sus preocupaciones. Si un intelectual panicirculista te ve con una camiseta del Racing jamás pensará que has leído a Nietzsche, Kafka, Unamuno… pensará que desconoces la teoría de la evolución de Darwin y que no sabes la historia de los guisantes de Lamarck. El puto perro de Paulov. A otro perro con ese hueso. Ya huele.

Pues eso. Que a ver cuánto dura la racha del Atlético, que Churchill dejó morir de hambre a millones de indios, que Islandia quiere denunciar formalmente el colapso bancario del 2008, que el banco Santander patrocina la F1 y la Copa Libertadores, que el BBVA patrocina La Liga y la NBA, que los persas utilizaban el vino como medicina.
Que masticar granos de café elimina el mal aliento si has bebido vino y que el negocio del café se sustenta en la explotación de miles de niños y la manipulación capitalista de economías ancestrales, como ocurre también con la amapola o la caza del jabalí.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

_4,316.924.


Diez enanos que pasaban por allí y cuatro almas que escaparon del camposanto más cercano decidieron proporcionarle, a regañadientes, el alimento que tanto ansiaba, el elixir poderoso, la pócima de la abuela. Tres entes más venidos de los cuatro elementos intervinieron de buen agrado en la conjura.

Aunaron esfuerzos gigantes y pequeñitos, dimes, diretes y las fórmulas más inaccesibles en los cuatro puntos cardinales. Agarraron al elegido desde arriba, atrás, abajo y delante y con exquisita premura y precisión lo patearon en su puto culo, sin mañas ni desesperación, hacia el precipicio.

Su mente y su cuerpo fueron devorados con envidiable laxitud por un insaciable lodo que llevaba días clamando alimento.

En un segundo el viento de nordeste dejó de bramar. El más absoluto de los silencios se apoderó de la película. Un mar embravecido que jugaba con osamentas antiguas y recientes desaparecidos engulló al nuevo inquilino y calmó sus penurias.

La sobrina más prostituta de Neptuno espera nuevos tiempos de desidia y restricción.

Mientras, su bravura se convierte con ritmo Foxtrot, en calma chicha.

sábado, 4 de septiembre de 2010

_BUSCO PISO (1961).

Busco información sobre distintos temas en hemerotecas digitales. Me gusta la historia y recurro a fuentes que están al alcance de todos o no tanto. La hemeroteca digital de ABC, la de la Vanguardia o la de Blanco y Negro son fuentes que no dejan de sorprenderme. Me encuentro cosas interesantes que no tienen nada que ver con lo que busco.

Los anuncios en los periódicos son fuente de una información impagable.
Ahora vemos como un camarero o un albañil se hipoteca durante 40 años para pagar un piso, invirtiendo el 80% de su sueldo en el banco. Recuerdo perfectamente cómo mis padres pagaron uno de sus pisos en 7 años. Decirlo así puede parecer incluso ofensivo tal como están las cosas. Pero es cierto.

Buscando otras cosas me he encontrado éste anuncio de Septiembre de 1961.


En 1961, año en el que nací yo, un camarero ganaba 4400 pesetas en Santander y 6200 en Madrid, el dato es de tan primera mano como que son las palabras de mi padre que trabajó de camarero en las dos ciudades.

Ahora hagan sus cuentas: El anuncio está publicado en el ABC el 18 de septiembre de 1961. 38.000 pesetas de entrada. 845 pesetas al mes durante 10 años. Un piso junto al metro de Ventas.

La parienta, si quería, podía quedarse en casa, invitar a galletitas a las amigas y debatir sobre estampados. El camarero pagaba el piso casi casi con las propinas, invirtiendo el 10% de su sueldo. ¡Y en diez años!.