lunes, 5 de julio de 2010

_W. S. BURROUGHS/ GUILLERMO TELL.


“Después de echar un vistazo a este planeta, un visitante de otro mundo diría: quiero ver al manager”

W. S. Burroughs


William Seward Burroughs nació el 5 de febrero de 1914 en San Luis, Missouri, en el seno de una familia acomodada del Medio Oeste norteamericano era nieto del fundador de la compañía de máquinas de oficina Burroughs Adding Machine, y su madre estaba emparentada con el general Lee, jefe de los ejércitos confederados durante la Guerra de Secesión.

Durante su juventud, estudia en distintas universidades, licenciándose en literatura inglesa en Harvard (donde conoce a T.S. Eliot ) y cursando varios años de antropología, medicina, psicología... en diversos países, Alemania, Panamá, México...

Tras ocuparse en varios oficios (periodista, camarero y exterminador de cucarachas) y un breve paso por el Ejército, se radicó en Nueva York, donde medró en la clandestinidad de los homosexuales y los drogadictos de la época. Hacia 1944 conoció allí a las futuras figuras de la Generación Beat como Jack Kerouac, Allen Ginsberg y Lucien Carr, así como a quien luego sería su esposa, Joan Vollmer, con la que se casó en 1946 tras divorciarse de su primera mujer.

A principios de los años '50 Burroughs, perseguido por las autoridades antinarcóticos, debió emigrar con su mujer a México. En una de las innumerables noches de borrachera a las que dedicó su vida decidió jugar con Joan a ser Guillermo Tell. Estaban jugando con una manzana y no tenían arco, ni ballesta, ni flechas. Burroughs presumía de ser un buen tirador y siempre llevaba consigo un colt 45.

El resultado de aquella noche de Bourbon, heroína, colt 45 y manzana fue: para ella muerte por desprendimiento de la masa encefálica y para él, acusación de homicidio involuntario y la huída por medio planeta. Burroughs terminó estableciéndose en Tánger, Marruecos, después de pasar por Londres donde se somete a un tratamiento con apomorfina. En Tánger comienza a escribir sus mejores obras, al tiempo que, sin abandonar el Bourbon, cambiaba la heroína por el hachis.


En una biografía publicada en 1982 ("Literary outlaw", o "forajido literario") Burroughs formula la terrible declaración de que fue el asesinato de su esposa lo que lo convirtió en un escritor serio. "Me vi forzado a extraer la espantosa conclusión de que nunca me habría convertido en escritor de no ser por la muerte de Joan, y a comprender la magnitud hasta la cual tal evento ha motivado y formulado mis escritos”.

Ingresó en la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras en 1984.

“La gracia me llegó en forma de gato”, anotó William Burroughs en sus diarios finales. El ídolo de los beatniks quería bastante menos a los seres humanos, pensaba que el amor “es mayormente un fraude, una mescolanza de sexo y sentimentalismo que ha sido sistemáticamente vulgarizada y degradada por el virus del poder”.
Falleció el 2 de agosto de 1997 en Kansas, EEUU.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Menuda biografía!!!

Markos dijo...

Las vidas tormentosas tienen un impresionante efecto literario sobre los protagonistas. Debe de hacer falta eso para necesitar sacarse los demonios del cuerpo escribiendo, supongo.
Salu2

Necronomicón.net dijo...

@Super...
Tienes deberes para el verano....


@Markos.
....Parece que es así.



Gracias por dejar un comentario. Os debo muchas cañas....