lunes, 19 de abril de 2010

_KIM PEEK VERSUS KIM JONG IL.


El nacimiento de Kim Jong Il, presidente de la República Popular Democrática de Corea del Norte fue anunciado, según la tradición popular, por una golondrina y un doble arco iris. Cuando nació Kim Peek en Salt Lake City los médicos anunciaron a sus padres el peor de los futuros: su enorme cabeza, macrocefalia, y una deformidad en el encéfalo con agenesia de cuerpo calloso presagiaban un porvenir de dolor.

Kim Jong Il era un niño cuando acabó la Segunda Guerra Mundial. Su padre volvió a Pyongyang en septiembre de 1945, y a finales de noviembre volvió a Corea en un barco soviético que atracó en Unggi. La familia fue acogida en la mansión de un antiguo oficial japonés en Pyongyang. Kim Peek leía con dieciséis meses de edad, a los cuatro años memorizaba pasajes completos de las obras de Shakespeare y el Viejo y el Nuevo Testamento. Pero no sabía caminar.

El Líder Incomparable, El Gran Sucesor Kim Jong Il, acudió a la universidad y en sus aulas, en el lapsus de dos años compuso seis óperas, todas de excelente factura. Kim Peek a los dieciséis años de edad era incapaz de subir escaleras, abrocharse una camisa o atarse los zapatos, no obstante era capaz de repetir el código postal de cualquier remoto pueblecito de Estados Unidos. Podía recitar sin equivocarse todas las carreteras principales, comarcales y vecinales que conducían a ese sitio. Leía libros de historia y filosofía y respondía a cálculos matemáticos complicados. Poseía un calendario de diez mil años en su cabeza que le permitía saber en qué día de la semana caerá el siete de Abril del año ocho mil quinientos cinco o cuántos segundos duró el reinado de Victoria de Inglaterra. No fue a la universidad.


Kim Jong Il dice tener 160 de coeficiente intelectual. Kim Peek tenía 73.

Kim Jong Il es el arquitecto del monolito más alto del mundo, es el responsable del urbanismo de Pyongyang, un inventor de ingenios hidráulicos, un excelente ingeniero informático, físico nuclear, recordman mundial de golf (consiguió nada más y nada menos que un 38 bajo el par del campo, con la increíble cifra de 11 hoyos-en-uno. Toda una hazaña) y autor de más de 1700 libros de notable calidad sobre cine, política, música, arte y literatura. Kim Peek leyó más de 12.000 libros, leía 2 páginas en 8 segundos y usaba un ojo para cada página distinta, apenas tardaba una hora en memorizar un libro. Su capacidad de almacenar información era virtualmente ilimitada. No entendía lo que retenía, simplemente estaba ahí.

En occidente no se conoció la voz de Kim Jong Il hasta que no tuvo más de cuarenta años. Kim Peek fue incapaz de mirar a los ojos de otra persona hasta después de cumplir 36 años de edad. Kim Jong Il es un déspota sanguinario heredero de un linaje considerado semidivino por sus súbditos. Kim Peek padecía de savantismo (el síndrome del sabio).

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha impuesto varias sanciones al Gobierno de Kim Jong Il por su escalada armamentística. Kim Peek fue objeto de varios estudios en la Sociedad Médica de Wisconsin. En el 2004 la NASA examinó a Peek con una serie de tets mientras se le grababa mediante tomografía y resonancia magnética para intentar recrear una visión tridimensional de la estructura de su cerebro. Fue la primera tentativa no-invasiva mediante el uso de tecnología moderna para intentar descubrir por qué una persona con un cerebro discapacitado es capaz de hacer tales cosas.


Kim Jong Il tiene una colección de más de 20.000 películas, muchas de ellas pornográficas. El personaje que interpretó Dustin Hoffman en la película Rain Man está inspirado en Kim Peek, Barry Morrow escribió el guión tras conocer personalmente a Peek.

Kim Jong Il ha sobrevivido a atentados, derrames cerebrales, cáncer de colon, cirrosis hepática y cinco matrimonios. Sigue siendo venerado y temido por su pueblo. Kim Peek falleció el 19 de diciembre de 2009 de un ataque al corazón. Solo y olvidado por los medios de comunicación.

Enlaces relacionados:
*Kim Peek Wikipedia.
*Kim Jong Il Wikipedia.
*Savant, síndrome del sabio.
**Más información aquí, aquí y aquí.

¿Tiene Kim Jong Il cuenta en Twitter?

12 comentarios:

Sensei Katorga dijo...

Hace no mucho vi un documental que hablaba sobre los superdotados y el protagonista visitaba a este Rain Man, leía las páginas de los libros a una velocidad extraordinaria, una página con cada ojo además de recordar todo lo leído. Allí defendían que la línea que separa a un superdotado de un deficiente es tan frágil que ambos pueden mostrar comportamientos parecidos. Saludos.

Markos dijo...

El señor Peek fue un ser humano, el otro...el señor Peek fue un señor...descanse en paz...y que descanso cuando casque el otro.
Salu2

supersalvajuan dijo...

Menudo síndrome!!! Y menudo CI.

Anónimo dijo...

Bueno… el padre de Kim Jong Il escribió 18.000 libros según las mismas fuentes norcoreanas que apuntan el record golfista etc.
La pregunta es cuántos libros escribirá el próximo casidios. Si aparecerá una golondrina o un gorrión…
Yo creo que esa gentuza no sabe ni escribir -y no soy el único que lo cree-.

dezaragoza dijo...

Dos enfermos mentales, dos trayectorias distintas. Extraña comparación por cierto.

J dijo...

Somos capaces de enviar naves a Marte o construir superordenadores que podrían cambiar el curso del mundo con sólo apretar Ctrl+Z, pero estamos a años luz de imaginar, de intuir cómo funciona realmente nuestro cerebro y cuáles son sus posibilidades. El liderísimo coreano no me interesa más allá de la anécdota histórica, y espero que sea así durante todo el tiempo posible. Es Kim Peek, y son todos los Kim Peek que pisan este planeta y son continuamente humillados en sus colegios, sometidos por la sociedad del éxito económico y social, escondidos por vergüenza y estupidez infinita, el que me hace preguntarme por la paradoja de no poder entender el propio entendimiento.

Necronomicón.net dijo...

@Sensei…
Por lo que dicen los expertos esa línea es tan fina que una persona con graves lesiones cerebrales que le impiden realizar acciones cotidianas y que le obligan a ser una persona dependiente, puede realizar prodigios.
Yo también creía que el caso de Rai Man era el de un autista, pero no.

@Markos.
Tiene que ser un impacto conocer personalmente a un sr como Peek. Soportar al otro Kim debe ser un asco.

@Super…
Sí, me resultó curioso… y menudas cabezas (las dos).

@Anónimo.
Yo creo que “se ha cortado un poco escribiendo libros” por respeto a su padre. Viendo el hijo que ha elegido para sucederle supongo que aparecerá un gran águila bicéfala el día de su autocoronación.
(Los campesinos seguirán comiendo corteza de los árboles).

Necronomicón.net dijo...

@dezaragoza.
Si no lo piensas la comparación es inevitable.

@J.
Las posibilidades del cerebro… antes de conocerlas todas habremos edificado en Marte.
Lo que comentas sobre “los Kim Peek” es cierto, de hecho leemos y somos testigos de lo crueles que son los jóvenes en los institutos y colegios con otros jóvenes que son superdotados o cojos.
El no entender nos lleva a reflexionar y eso es bueno siempre.

García Francés dijo...

Ahore entiendo muchas cosas. Sobre todo que los ministros a los que creíamos deficientes, sin duda, son auténticos genios.

Un abrazo, amigo.


Da igual que las normas del Instituto prohíban el velo islámico. Saben que presionando siempre habrá un ministro capón que se rinda en nombre del gobierno. Después, si consiguieran el pañuelo, pedirían un burka. Para seguir jodiendo.

Hiyab, Gabilondo cede, el Instituto no

marcela dijo...

Sería muy inteligente, pero de sabio nada de nada.
Un sabio es el que distingue el bien del mal. Y sé que me podéis discutir éste tema pero hay muchas diferencias entre ser listo inteligente o sabio.
¿Por cierto, sabes que Sinde ha dicho que admira a Esteban...?
Se entiende, si se lee el guión de Mentiras y Gordas el lenguaje es muy estebánico.
!Hay vida cerebral en el Ministerio!

M.C.P. dijo...

Creo que sería interesante resaltar que existe diferencia entre enfermedad mental y trastorno neurológico. Mr Peek padecía de esto último, el presidente norcoreano es un enfermo mental peligroso.

Mr Peek supo sobrellevar su enfermedad y con gran tesón romper las barreras que le impedían socializarse. Todos los “logros y maravillas” que cuentas del líder de Oriente son invenciones ridículas propias de su mitomanía. Ni Ballesteros en 50 vidas habría conseguido ese record, por no hablar de los 1700 libros escritos.

Está muy bien traída la comparación. Evidentemente.

Necronomicón.net dijo...

@García Francés.
No intente engañarnos D. Alfredo, la mayoría de ministros y ministras que nos representan son deficientes, si acaso serían genios del humor. De humor negro quiero decir.
Un abrazo amigo… y feliz Sant Jordi (jeje).


@Marcela.
No seré yo quien te quite la razón. Mr. Peek no era un sabio, era un extraño caso que aún no saben diagnosticar los médicos. El que no estuvo afortunado, quizá, fue el neurólogo que le puso nombre al síndrome.
Hablando de síndromes, lo de la ministra Sinde y su estebanísmo no me extraña nada. Si lo piensas hasta es lógico que la admire.
Me ha alegrado volver a verte por aquí, gracias.


@M.C.P.
Al coreano le queda tiempo para escribir 1000 libros más, para un par de matrimonios y algún record de natación. De las penas de muerte y del hambre que pasan sus esclavos ya ni te hablo.