viernes, 12 de marzo de 2010

_MIGUEL DELIBES. GRACIAS.



Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales.


No hay comentarios: