martes, 23 de marzo de 2010

_ELASIRA.NET/NOSEXBOOM.


Dos holandeses hijos de inmigrantes, Abdelaziz Aouragh y Abdelaziz Aouraghe, han inaugurado el lunes 22 de marzo el primer sex shop on line dirigido al mundo islámico. Allí podrán comprar los medios para mejorar su vida de casados bajo la conformidad de la estricta ley islámica Halal, la misma que regula que los musulmanes no puedan comer jamón de bellota. Cápsulas con ingredientes naturales, preservativos, lubricantes basados en mantequilla de coco, aceite de semilla de amapola y miel pura; productos que no puedas comprar en el Bierzo. Los gerentes dicen que pretenden que la mujer sea el centro de atención. Allí no encontrarán revistas pornográficas o vibradores, objetos estos vetados por la cultura islámica ya que podrían sugerir que los hombres no cumplen con sus esposas, una situación impensable. Las mujeres musulmanas de Marruecos que tienen que recurrir a juguetes-sexuales disfrazados-de-juguetes, a partir de ahora podrán comprar on line sus caprichos en Elasira.net (El-asir que significa algo así como pueblo, comunidad).

El negocio abre con la bendición del imán Boularia Houari que ha hecho declaraciones que causarían el espanto de Rouco Varela: “El condón está aceptado. La píldora contraceptiva también. (…) El condón es mejor para el máximo placer sexual porque no se retira el pene antes del orgasmo. Es importante en el Islam que tanto el hombre como la mujer alcancen el orgasmo”. Eso sí, siempre dentro del matrimonio, entre cónyuges. Una frase parecida fue atribuida al profeta Mahoma: “Es bueno que el creyente juegue con su esposa antes de mantener relaciones para aumentar el deseo y que ella obtenga tanto placer como él”.

Sí, es cierto que mientras los árabes enseñaban sexualidad en las mezquitas, que escribían manuales sobre sexo a veces incluidos en tratados científicos o médicos y sus alquimistas investigaban con perfumes, la sociedad cristiana imponía cinturones de castidad y la idea de no bañarse en exceso. Entonces la literatura contaba con numerosos títulos que se podrían calificar de eróticos –desde 'El Jardín Enamorado', del sirio Shamseddine Ibn Qayim al Jawziya, hasta 'El Jardín Perfumado' del tunecino Mohamed al Nafzawi, pasando por los consejos de Ahmed Yusef Tifachi, los 'Cuentos de las Mil y Una Noches' o los versos del poeta persa Abu Nuwas- mientras que hoy las obras escritas por árabes sobre la materia suelen ser proscritas.

Pero en el siglo 21 el gran problema ha sido para Stefan Delsink, de 29 años, diseñador de la página: “¿cómo se puede animar a los clientes sin el señuelo de la desnudez pecaminosa. Tuve que crear un sitio web atractivo y exclusivo. Trate de hacerlo sin el uso de fotografías o pinturas”. El catálogo es escaso más allá de los artículos que no encuentres en alimentaria.
Por supuesto nada de bromitas…


/No es Joumana

Joumana Haddad (Web site), poetisa y periodista, directora de la revista 'Jasad' (Web site) –la primera publicación árabe dedicada al cuerpo humano y en cierta forma al sexo, con especiales sobre la homosexualidad o el pene- escribe: "el simple derecho a hablar abiertamente sobre sexo es una lucha en Oriente Próximo". "Es una de las grandes esquizofrenias de nuestra sociedad: se acepta el sexo como lo más normal del mundo pero se impide que una joven salga a cenar con un amigo". Joumana Haddad es tratada de 'puta' en algunos círculos y tiene que soportar amenazas de muerte que le han llevado a dejar de utilizar su propio vehículo (en el Líbano son comunes los coches-bomba).

Manzanas con manzanas y peras con peras (o dátiles con dátiles e higos con higos), es una máxima que puede ser planetaria. La mala costumbre de ahorcar hasta la muerte a las personas que hacen sexo con otras personas de su mismo género no. Un musulmán originario de Nador, residente en Totana, puede comprar un vibrador de 25 centímetros y decidir si se lo mete por el culo o lo utiliza para batir natillas. A su aire. Podría metérselo a su cabra y el vecino no se extrañaría de nada. Una pareja heterosexual británica, Ayman Najafi de 24 años y Charlotte Lewis, de 25; han sido detenidos por besarse en un restaurante de Dubai.


Locuras todas las anteriores que habría firmado el mismísimo Abdul Al-Hazred.

7 comentarios:

Sensei Katorga dijo...

Cierto es todo esto. No es la primera vez que he visto a un musulmán achispado por la calle cuando ellos han de huir del beodo modo de vida. Me han contado que incluso se les ha visto comer jamón... Esto va en gustos, un practicante de la ley del Corán que vive en Europa y no es controlado más que por su mezquita puede dejar a un lado la honestidad que gasta para consigo mismo y volverse un infiel a los ojos de Alá pero él, imbuido del estilo de vida español, hace la vista gorda y aquí no ha pasado nada.

Alejandro dijo...

Pues una de dos, o mi navegador está tonto o la página de marras ya no funciona. Ayatola no me toques la pirola.

Fiebre dijo...

Mi nivel de esquizofrenia está aumentando a pasos agigantados leyendo este post.

Voy "ipsofactamente" a cotillear, porque aún pienso que me estás tomando el pelo.

Necronomicón.net dijo...

@Sensei.
Al final es lo de siempre, que las relaciones humanas no deberían estar controladas por líderes religiosos...El post muestra una contradicción más de lo que está pasando con la cultura islámica. Es de ayer, vamos.


@Alejandro.
Ni con IE, ni con firefox y Crome consigo entrar en la tienda. Hace 12 horas sí pude; será cosa de que ya chaparon. O no, supongo que hay mucha "presión". A ver....


@Fiebre.
!Rubia!....que no te vacilo, que va en serio. Pincha en los enlaces.
!Que están locos!.
(Jo, he perdido casi toda la credibilidad).

Necronomicón.net dijo...

Güayooooomin, apuuunnnnta, cuéntaselo mañana, que no se lo creen...

supersalvajuan dijo...

¿Qué tipo de avance es este?

Necronomicón.net dijo...

@Super...
...Del tipo "A+".