miércoles, 17 de febrero de 2010

_QUE TE VEO. (Ké TBO).


Continuará… (supongo)


Me pongo de rodillas ante la memoria de Víctor Mora Pujadas y Miguel Ambrosio Zaragoza (Ambrós), papás del capitán Trueno. Espero que sepan perdonarme ésta vacilada. Les recuerdo con admiración, 55 pelas de paga y media tableta de Zahor entre pan y pan, gracias.

4 comentarios:

ROSTAM dijo...

Amigo Necro...

Te encuentro sospechosamente nostálgico. Lo malo es que es contagioso. Yo cada vez disfruto más de los recuerdos, pulidos por el tiempo, claro.

De todas formas me ha parecido un Capitan Trueno algo "transgresor" como se dice ahora...

Abrazote y Aupa el Racing

supersalvajuan dijo...

Esto va a la ruina.

García Francés dijo...

D. Neonecronomicón, me alegra ver que alguien guarda los viejos tebeos y tiene el humor de sacarlos en estos momentos. Le felicito. Dios, ¡que ramalazo de melancolía!

El gobierno, “hace como que hace pero no hace”. Crea una comisión. El electorado, “hago como que voto pero no voto”. Para comisiones tenemos el coño.

Zapatero y Rajoy, cinco insoportables horas de cobardía insostenible

Necronomicón.net dijo...

Hace unos días leía un artículo de Carlos Carnicero
,un periodista-analísta y creador de opinión nada sospechoso de ser antisistema.

Él (pedazo de profesional del periodismo español) escribía sobre las posibilidades y devaneos del capitán Trueno. Bueno… ayer tuve tiempo de mamonear un poco. CC escribía hace unos días:

”La urgencia: tranquilizar a los mercados internacionales, cuando los gurús del liberalismo están reunidos en Davos. Ahorrar 50.000 millones en los próximos tres años. Y, ¿cómo se sostienen ahora los gritos contra los poderosos, el desdén contra los realistas y las promesas sociales?
Ser el Capitán Trueno también requiere prudencia en los comportamientos. Ahora las medidas se anuncian sin comunicárselas a todos los ministros, sin hablar con los sindicatos, y cuando el plan de economía sostenible parece una pieza de museo”
.

Bueno… a mi pobre entender su artículo se resume en : “Capitán Trueno, bla, bla, bla…”. Sí, es difícil defender lo indefendible y que un diario nacional te permita escribir lo que te salga del culo. ¿Verdad Carnicero?...

El capitán Trueno, señor Carnicero, está rodeado, no cuenta ni con el apoyo del Guerrero del Antifaz. Sigamos con el “zas” “zas”, los “zaska” y “va de retro”. Hala.

Como ha quedado demostrado en el Congreso hace unas horas el capitán Trueno no folla bien, habla, predica; pero no folla correctamente (nótese el acentuado).
Sigamos con éste chiste… Nos va a dar igual… Carnicero –y aledaños-.