domingo, 13 de diciembre de 2009

_NOVEDADES EDITORIALES RECOMENDADAS (diciembre ´09)


**- Haciendo amigos día tras día. El Gran Güallomin. Imprescindible manual de autoayuda basado en varios estudios sociológicos de reputadas universidades europeas. Se presenta en dos tomos. Vol1, “Sácalo”. Vol2, “Sácalo 2”. 785 pgns Y 777 pgns respectivamente. Ed. Nueva Frontera. Madrid 2009. (Rústica y bolsillo).
**- No lo vuelvas a intentar. Necronomicón.net. Sesudo estudio de biología comparada, en el que el autor ahonda en los impulsos autodestructivos de un gato mestizo que se cree siamés de pura raza. Pormenorizado análisis psicológico de tres intentos de suicidio gatuno. Ed Cántabra. 666 pgns. Santander, 2009. (Edición de lujo numerada. Ilustraciones a plumilla del autor)
**- Me importa un guevo. Armando Zerolo, doctor en sociología y catedrático de ética política en la Universidad de neoGüiskonsing. Recopilación de 3491 gráficos hechos con Excel una otoñal tarde de domingo. La horquilla abarca el momento sociopolítico 08-09, la problemática de la defecación canina en Madrid y temas de diversa actualidad como la preocupante discriminación de las coletas en niñas chinoespañolas de 7 y 8 años de edad. 56 pgns (Edición fanzine, grapas @universal). En todos los Carrefur gratis presentando ½ kg de alitas de pollo. Antes del domingo 20 se añaden a la oferta 2 vasos de tubo.
**- Se infiel y no mires con quien. Arsénico Escolar, filólogo que viene siendo un clásico en las novedades editoriales navideñas. Interesantísima selección de artículos publicados en 2009 por el prócer del periodismo de investigación más vanguardista en este País de países. Incluye gafas 3D y enlace a un GPS beta20M. (Edición en rústica. 1783 pgns). Ed La Nueva España.
**- Yo también te quiero. @Nachoarsénico 32, autor que viene siendo el hijo del filólogo anterior desde hace 32 años, adicto a este tipo de resúmenes en éste blog. Fundamental reflexión filosófica en la que este dios de la red desarrolla una ecuación de tercer grado mientras se come un yogur de fresa con tropiezos. Imprescindible para no entender el activismo de Público y la influencia de los triglicéricos en la sociedad de estorninos catalanes. 552 pgns- 65 kb (Archivo PDF con licencia creatimi commonns y fotocopia libre de paja).
**- Habiliti, habiliti, habiliti. Primero de los tres volúmenes del erudito Fernando Sánchez Fragó, de la serie inconclusa “El cuadrilátero español” (XX-XXI). Sustanciosa exposición narrativa, no exenta de citas históricas y literarias, sobre la relación de la decadencia en la cría del cabestro común y el encasillamiento cinematográfico de Andreu Buenafuente. Ed Ateísmo plural y Libertad.net. (Disponible en semipiel, rústica y bolsillo).
**- Especula, loco. Jorge Valdano. Este humilde filósofo y lingüista argentino nos adentra, nuevamente, en la realidad social del pibe malnutrido y falto de sin taxis que, aún en un entorno adverso, complicado y pelotudo discierne en la especulación de posibilidades logarítmicas en un metro cuadrado. Edición de bolsillo, ilustraciones de Kinno. 222 pgnas Ed Hispanoargentina/católica.
**- El Mawuashi gueri chudan. Técnica y aplicaciones vol1. Ermann Tetrsch. Incluye un curso fotográfico sobre combinaciones prácticas del mahushi gueri chudan, el jodan y el Ushiro. Contiene además desplegable en seis cuerpos (n2) sobre la correcta sostenibilidad de 250 ml de lejía. Ed Qué País Semanal XXI. Coleccionable días alternativos, ya están publicados los números 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 9. (El vol1 consta de 38 fascículos y + de 10.000 fotografías).


El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas del escritor y jazzista japonés Haruki Murakami es también El fin del mundo y un cruel país de las maravillas, a partir de la segunda edición. Cosas de la interpretación filológica japonesa y española. Despiadado o cruel puede no ser lo mismo. (Tusquets editores. ISBN: 978-84-8383-191-5. PVP: 21,00 €. 488 pp)

Contraportada: (C&P) Dos historias paralelas se desarrollan en escenarios de nombre evocador: una transcurre en el llamado «fin del mundo», una misteriosa ciudad amurallada; la otra, en un Tokio de un futuro quizá no muy lejano, un frío y despiadado país de las maravillas. En la primera, el narrador y protagonista, anónimo, se ve privado de su sombra, poco a poco también de sus recuerdos, e impelido a leer sueños entre unos habitantes de extrañas carencias anímicas y unicornios cuyo pelaje se torna dorado en invierno. En la segunda historia, el protagonista es un informático de gustos refinados que trabaja en una turbia institución gubernamental, enfrentada a otra organización no menos siniestra en una guerra por el control de la información; sus servicios son requeridos por un inquietante científico que juguetea con la manipulación de la conciencia y de la mente y vive aislado en la red de alcantarillado, una red poblada por los tinieblos, tenebrosas criaturas carnívoras.

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Después de esto el Apocalipsis está más cerca.

Necronomicón.net dijo...

...Yo estoy preparado.

Suso dijo...

Tío, no te acabo de pillar el punto, y a ratos me tienes "tó despistao"... A ver, ¿esto es serio? ¿Los libros existen? Independientemente de tus comentarios, por otra parte muy lúcidos, concisos y con un nivel de redacción muy por encima del de muchos "periodistas" de carrera...

¿Hay uno tuyo?

Que no te pillo, tío, que no te pillo... Un abrazo!!

Necronomicón.net dijo...

@Suso
Que sí, que si lo pillas (el punto). Que lo sé yo. Que tú eres un tipo muy razonable.

Esto es muy serio. ¿Dudas de la existencia de Haruki Murakami?, ¡Santo Cielo!, por el amor de dios que en la segunda edición de “El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas” han cambiado el título!!!, y el mundo continua girando como si nada…

Eso sí, he de confesar que la mayoría de la selección solo es online y con una cuenta Premium.

J dijo...

Deberías volver a tomar la medicación. No, espera, no la tomes, y sigue escribiendo. Genial. Genial. Genial.

Necronomicón.net dijo...

#J.
Me está costando lo indecible mantener la medicación. La Seguridad Social no costea este tipo de medicamentos y la oferta de fuentes privadas es en demasiadas ocasiones de un coste prohibitivo. Distintos movimientos sociales, primos, hermanos y organizaciones no gubernamentales recomiendan el autoabastecimiento, pero la última cosecha se me perdió entre una helada y la voraz curiosidad de un gato mestizo; para esos contingentes no hay seguro. Mantener la neurona bajo observación me está costando dios y ayuda.

¿He dicho que me está costando?.

Pues eso, que voy a seguir con la receta del abuelo. Y que pronto me voy pal pueblo con todo un contubernio de libros, revistas, pelis, documentales. Un ajedrez, cartones de tabaco, libritos de smoking y la bodega de d Lobo. Por no descansar cocino yo.

(Me llevo los gatos, el suicida y el otro).