domingo, 6 de diciembre de 2009

_ME SALTO EL PUENTE Y NO SIGO LA CORRIENTE.


Te vas unos días de vacaciones y cuando vuelves a casa descubres, estupefacto, que una familia de ocho rumanos le ha dado una patada a la puerta y se ha instalado. “Váyase señora” te dicen desde dentro de tu casa. Allí están tu ropa, tus discos, tu tele, tu frigorífico, tus libros, tus bragas. Solo te queda ponerte a llorar. Vas a comisaría y pones una denuncia.

Lo lógico, lo normal, sería que con los papeles de una orden judicial en la mano un par de coches patrulla de la policía nacional se presentaran en tu domicilio, ipso facto (pero ya), y desalojaran a los delincuentes. Pero no. Leemos en demasiadas ocasiones como ocurren estas okupaciones y como los paganinis tienen que seguir cumpliendo con sus obligaciones de hipoteca, alquiler, gastos de luz, agua, comunidad; mientras los delincuentes viven bajo tu techo por la cara.

El proceso para poder echarles es largo y doloroso, sobre todo no dejes de pagar la luz, el agua, la comunidad, el teléfono, al banco, a la casera (ya, ya se que lo dije, pero quería resaltarlo). Mientras, ellos, los delincuentes, bajan a comprar el pan al mismo super que ibas tu, en ocasiones vestidos con tu ropa. Ni se te ocurra levantarles la mano. Ni montarles un patín en la calle. No seas fascista.

Después de unos meses quizá puedas entrar a tu destartalado piso o casa. Por supuesto que no volverás a ver tus libros, tus discos, tu tele, tus bragas, tus joyas, tu gato. Ni la policía nacional volverá a ver a ninguno de los miembros y miembras de la horda okupa. Hasta la próxima al menos.

Tienes un negocio al que ya han robado en demasiadas ocasiones. Al de al lado también, y al otro y al otro y al otro. Sigues poniendo denuncias, incluso señalas posibles sospechosos. Llega un momento en el que te dicen en el cuartelillo que quizás la mejor solución es que te quedes a dormir detrás de la barra.

Vale. ¿Pero si entran que hago?, ¿les invito a un cubata?, ¿les abro el cajón de las máquinas tragaperras?, ¿les pongo música?, ¿me bajo los pantalones y les digo que me peten el culo?.

_Hola buenas noches, veníamos a robar.
_Pasen, pasen. ¿Les pongo un cubata, quieren darme por el culo?, lo que deseen los señores.

"Sería bueno que alguien me instruyera en los asuntos de legítima defensa, provocación suficiente y proporcionalidad en la violencia que una persona decente puede emplear en su propia casa contra los malos. Porque estoy confuso. Cuando pones tu vida, tu familia y tus propiedades en manos del Estado y te ves desamparado por éste –falta de ganas o falta de medios no cambian la situación–, el sentido común y el instinto de supervivencia aconsejan adoptar otras defensas razonables. Y ése es el problema: lo que las leyes españolas consideran razonable en legítima defensa doméstica tiene poco que ver con el sentido común.

Así que me gustaría que alguien cualificado ilustrara mis dudas legítimo-defensivo-hogareñas. Si unos ladrones, por ejemplo, saltan a un jardín con intenciones dolosas y son atacados por el perro de la casa, ¿la indemnización que debe pagarles el propietario del perro incluye las lesiones por mordiscos o también la ropa rota en la refriega? ¿Debe esperar el perro a que los intrusos demuestren inequívocamente sus intenciones malvadas antes de hacerles pupita? ¿Da lo mismo a quién muerda el perro, o hay connotaciones xenófobas si en vez de un español o un ucraniano rubio la víctima es moro o colombiano? ¿Es agravante ladrar? ¿Será sacrificado el cánido por las autoridades competentes? En caso de que el perro despache al intruso, ¿deben ser indemnizados los parientes próximos de la víctima?"

Pérez Reverte

15 comentarios:

J dijo...

Hace un tiempo estuve profesionalmente vinculado a temas legales relacionados con la vivienda. Tras estudiar las leyes y observar su aplicación práctica, nunca llegué a entender por qué seguimos atados a un sistema que esclaviza al propietario de una vivienda cuando tiene un problema con un inquilino, mucho menos cuando se trata de temas como los que comentas en tu post. Con conocimiento de causa, afirmo rotundamente que la penosa situación de tantas viviendas vacías en España se solventar en cuanto aquellos que desean ponerlas en alquiler se vean respaldados por la justicia. Muchas denuncias por coacciones he visto yo interpuestas por un okupa/inquilino moroso profesional porque el propietario ha dejado de pagarles la luz o el agua.

Atila el Huno dijo...

Necro!!

Pues parece ser que estamos vendidos. De modo que lo suyo será aceptar los privilegios que nuestro sistema legal ofrece a los delincuentes, pasar a formar parte de este colectivo...y okuparle la casa al mismo juez o fiscal que nos esté mareando.

Otra opción sería quizá, con carácter disuasorio, que pusieras en la puerta de tu casa el premio "a degüello" que te acaba de otorgar el Huno, y más teniendo en cuenta el detallazo que has tenido de haberte puesto ¡¡¡calzoncillos limpios!!! tras la nominación. XD

PD: es la imagen que hay en la columna de la derecha.

Saludako!

supersalvajuan dijo...

Ladrar, ladrar!!!f

Max Birrax dijo...

Así es la vida, al revés, pero denunciarlo es políticamente incorrecto... :(

¡Saludos!

Necronomicón.net dijo...

@J.

La verdad es que hoy en día los propietarios están “un poco” más protegidos contra esos “inquilinos/okupas/profesionales” que por cierto cada vez son menos debido a las circunstancias. Los juzgados suelen tener más premura en los procedimientos, existen compañías de seguros que agilizan los trámites y corren con desperfectos, etc. Aunque la Ley no es lo suficientemente explícita ni diligente.

Pero el origen del post era otro, J.

Me refería a “cuando entran en tu casa”. Porque aunque parezca mentira ocurre. “Te vas de vacaciones y cuando vuelves alguien la ha ocupado”.
Ha dado la casualidad que en el plazo de unos cuantos días he leído o visto en la tele tres casos muy similares. En este caso una pareja vuelve de vacaciones y su casa recién comprada está ocupada por un grupo de marroquíes con antecedentes penales, al parecer pasaban el tiempo libre peleándose entre ellos con navajas.

La última vez que vi el caso en la tele los okupas seguían dentro y la parejuca en la calle.
Otro caso es este un matrimonio vuelve de vacaciones y una familia está en su casa, LES HAN DESEMPADRONADO Y SE HAN EMPADRONADO ELLOS, y si el despropósito todavía no es mayúsculo, un juez admite un euro de fianza para que la nueva inquilina “ocupe” el piso. El matrimonio está viviendo ahora con una hija y siguen pagando el alquiler de SU casa.

En ambos casos los “nuevos inquilinos” están usando las pertenencias de los “desalojados/desplazados”.
Hace tres días vi el mismo caso por la tele, en este ocasión la damnificada era una señoruca de Cádiz de 80 años. Una familia de marroquíes había ocupado su segunda vivienda a pie de playa. Los okupas continúan dentro.

Hay más casos similares, sin duda, pero estos al producirse en tan poco espacio de tiempo me llamaron la atención.

Necronomicón.net dijo...

@Atila.

Es inviable. Si le okupas la casa a un juez, fiscal, abogado o político; tardan en ponerte en la calle muy poco tiempo. Fijo, además te vas a llevar unos chuletones y te van a poner una demanda que te cagas. De eso estoy seguro, vamos.

Muchas gracias por lo del premio. Como dije en pajillas colectivas lo más importante, el verdadero premio, es que nos leamos. Pondré la pegata a la derecha del blog, e iré eligiendo corbata por si hay entrega oficial de tan distinguido (internacionalmente) galardón. Gracias.

Necronomicón.net dijo...

@Super…

Ladrar, ladrar, porque si muerdes ya sabes…lo ha explicado muy bien el admirado maestro de esgrima.
Y los ladridos se perdían en la noche, como lágrimas arrastradas por la lluvia (¿era así?)…

Necronomicón.net dijo...

@ Max Birrax

Ya son demasiadas las cosas señaladas como “políticamente incorrectas”. Lo jodido, en mi opinión, es que hay demasiadas situaciones, injusticias…; política, moral y judicialmente mal corregidas.

PD. Creo recordar que la foto del gato francotirador te la debo. Gracias.

Atila el Huno dijo...

Necro!!

Vale!!, pero hay que ser persistente, qué son un par de hostias y una demanda si a cambio te han ofrecido jurisprudencia. Nuestro abogado lo agradecerá...y la prevaricación nunca es un plato de gusto para un juez. Así que le volvemos a okupar esta vez el chalecito en las afueras!!


Entrega oficial...ahh, te refieres a fanfarrias y flashes...vale!, reclutaré una escolta de hunos para flanquear la alfombra roja!!, será apoteósico!!

Por otro lado, comparto lo de gintonicdream, er tío!!, hiperactivo!! y su estilo de comentarios al grano Y punto!

Salu2!!

Alejandro dijo...

Lo del hostelero lo he visto esta noche en un telediario. Me parece bien que no les invitara a unos cubatas. Además, Santillana del Mar no es tan grande como para no estar convenientemente vigilado ¿no?. Nocturnidad, alevosía, premeditación, uso de la fuerza, probablemente armados, abuso en número de personas… faltaría más que no lo consideraran defensa propia.
Muy bien traída la cita de Reverte.
Lo de que te ocupen tu propia casa es ……… simplemente ALUCINANTE.

Necronomicón.net dijo...

@Atila.
Gracias por la fiesta.
Disculpa que la abandonara tan pronto y sin avisar. Es que me enrollé con una bloguera ucraniana y la liamos un poco. Ya te contaré en petit comité (estoy seco, seco, seco).

¡Cosas de la gloria!, el famoseo y tal.


@Alejandro.
Pues Santillana es un pueblo muy pequeño y tiene un cuartel de la GC muy cerca. Pese a que es un pueblo muy muy turístico supongo que unos chorizos de ese tipo den el cante. Será cosa de la falta de medios.

El implicado recibió la recomendación que yo escribía en la entrada: “igual lo mejor es quedarse a dormir en el bar”.
El resto lo tendrá que decir la justicia. Yo tampoco me habría bajado los pantalones.

En los pueblos la peña suele tener escopetas. Y punto.
“El que te dije” no creo que vuelva a robar.

jm dijo...

Necro, más que a un cubata habría que invitarles a orujo de ese del malo que venden de oferta, para las visitas incomodas, que como mínimo provoca una seria indisposición gástrica

Antigonum Cajan dijo...

O sea que al igual que en la ciudad de Nueva York, las leyes estan escritas,
puestas en vigor para que el propietario, sea residente o casero, quede clavado en la cruz, jodido y sin recurso!
Requiere entonces enmendar las leyes
o cortarles con discrecion si es posible, las pelotas, a los transgresores..
Me cago ne la mare que les pario.

Fiebre dijo...

Pues imagínate cuando tienes que retener al ´malvado hostelero´por imperativo legal.
Nos llevan los demonios; son de esos casos en los que te replanteas tu trabajo, que suele ser vocacional.

En cuanto a lo que comentas de la casa propia es absolutamente demencial.

Y hay más peña que vive de ésto además de los okupas profesionales:
Viudas recientes viviendo en pisos mal escriturados antiquísimos que se encuentran, casi con el finado presente, tiburones acosadores que "presuntamente" son testaferros de la sucursal donde pagas la renta y las amenazan con vender a cuatro perras o irse debajo de un puente etc...

No sigo, que ya me he mosqueao.

Necronomicón.net dijo...

@Antigonum Cajan.
Bienvenido.
Nueva York es muy grande.

@Jm.
¡Que no!, que esa gente está acostumbrada a eso, “al orujo del malo!.

@Fiebre.
Lo que tienen que cambiar son ciertas leyes, creo yo. Lo explicaba muy bien con su ironía Reverte. No es que esto “se convierta en el Oeste” pero el hostelero de marras, por poner el ejemplo más cercano en el tiempo, debería estar más tranquilo ahora de lo que probablemente esté. Porque tal como funciona la justicia en España, lo mismo le absuelven que le cargan un asesinato.
Si las mismas fuerzas de Seguridad que deberían protegerle le dicen que “no pueden”, “que se quede él de guardia”; insisto: Vale ¿Y si entran?...

Gracias por tu trabajo malagueña.

Ahora voy a votar por el no a la música de fondo….