martes, 10 de noviembre de 2009

_ES LO QUE HAY.


* “Operación tormenta del desierto”. Niños nacidos sin ojos, órganos adheridos al estómago o a la espalda, sin extremidades...incluso sin cabeza son las víctimas de la guerra. En Septiembre de 2009 el 75% de los recién nacidos en Faluya fueron deformes. 127 criaturas de las 170 nacidas. En 1990, antes de la guerra, la incidencia de niños con malformaciones era de 3,04 por 1000. El eje del bien buscaba armas de destrucción masiva lanzando bombas químicas.

* En los últimos 10 años
la guerra ha provocado en los niños 2 millones de muertos, 6 millones gravemente heridos o permanentemente discapacitados, 1 millón de huérfanos o separados de sus familias, y 15 millones de refugiados y desplazados. Trescientos mil enrolados en las guerras,... Niños que aprenden que la violencia es la primordial forma que adoptan las relaciones humanas.

* Dos mil niños desaparecidos en Sierra Leona. Se les usa como porteadores y las niñas se convierten en esclavas sexuales.En la mayoría de las ocasiones trabajan para los especuladores –intermediario de corporaciones internacionales- por la comida y un toldo bajo el que dormir. Aproximadamente la mitad de los 56 millones de congoleños son menores de 18 años. Un 20% de los niños muere antes de cumplir cinco años y un 38% sufre malnutrición, la cual es severa en un 20%. La mitad de los niños de entre 6 y 11 años no asiste a la escuela y se presume que casi el 10% de ellos ha perdido a uno o ambos progenitores debido a la pandemia del SIDA. Se estima que unos 20.000 han sido niños soldados.

* Soldados de la O.N.U. acusados de “alquilar” niñas en África. Múltiples soldados de la misión humanitaria emplazada entre Eritrea y Etiopía celebraban auténticas orgías en los hoteles de Asmara y Massaua con niñas de entre 14 y 15 años y en algunos casos, menores de 12 años conseguidas por pocos dólares y sacadas de los barrios más pobres de estas ciudades. Y no sólo eso. A veces, las juergas de los soldados con las menores eran inmortalizadas en vídeo por algunos de ellos. De la fuerza multinacional formaban parte tropas de Italia, Holanda, Dinamarca, Eslovaquia, la India, Jordania y Kenia.

* 2009, reclutamiento de menores en las Fuerzas Armadas Paraguayas. Legalmente está prohibido, pero la muerte de seis menores mientras hacían el servicio militar ha sacado a relucir la realidad. Adolescentes de 16 años son reclutados en el ejercito de Perú.

* Save the Children asegura en un informe que hay 43 millones de niños de 30 países sin acceso a la educación por las guerras o conflictos armados y que, debido a que su duración media es de 10 años, la gran mayoría de los menores pasará su infancia sin recibir ninguna clase de escolarización. Pakistán es el principal país perjudicado, con 7.813.000 niños; le siguen, Nigeria, con 7.662.000; Etiopía, con 5.994.000; Congo, con 5.290.000; y Sudán, con 2.405.000.

* El mulá Fazlullah, jefe de los talibanes de Swat, ha captado estos últimos años a miles de jóvenes marginales en Pakistán para la aplicación de la ley islámica, una violenta cruzada que ha decapitado a sus oponentes, quemado escuelas y atacado a representantes gubernamentales. Ahora su “prioridad” es “formar” niños suicidas.

Fotografías:

@Vision02.com
@Bobby Sedzher\ Photography
@Zoriah\ Photography

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Pero los politicuchos que nos gobiernan, dentro de un ratico, se van a dar un festín en su restaurante preferido. Esto son sólo estadísticas.

Markos dijo...

Yo acabo de terminar una entrada de risas y cachondeo...llego aquí y me encuentro la cruda realidad.

Excelente entrada, que habría que menear, que lo sepas :-)

Menear, aquí

Salu2

Necronomicón.net dijo...

@Super…
Yo también estoy seguro de que estas estadísticas no les quitarán el apetito, ni el sueño; pero es bueno recordarnos de vez en cuando lo que hay.

@Markos.
La cruda realidad, un escaparate de atrocidades. Muchas gracias por el envío al clon naranja. (Como puedes comprobar no petó el servidor).

Gracias por vuestros comentarios.

Tercera Opinión dijo...

La verdad es que poco más se puede añadir a todo lo que nos has mostrado. La miseria del ser humano.

Un abrazo