martes, 6 de octubre de 2009

_PIEDRA, PAPEL, TIJERA.

Jack Dempsey



Hay cocteles que son imposibles y no siempre son los mejores los que intentan combinar los ingredientes más extraños.

A propósito de entradas anteriores, de libros, ingredientes y de denominaciones de origen, hacía yo unas risas y sobremesa con uno de esos contadísimos (2) amigos mudos que leen el neonecronomicónblog. De esa conversación sale este artículo.

No es algo nuevo, ni exclusivo del internete, que se firme con un seudónimo, como tampoco es nuevo que la pedantería y la soberbia se escondan en grandes empresas. En 1956 un ínclito escritor que firmaba como *** (tres asteriscos) escribía tochos infumables en el ABC.

Don tres asteriscos tenía una cualidad extraordinaria para intentar cocteles imposibles. Así, el 10 de Julio parió una pedrada que intentaba describir las hinchadas deportivas y el gamberrismo de las gradas. Gamberros Bizantinos.

Para intentar explicar algo tan sencillo como que el Madrid viste de blanco y el Atlético a rayas rojas y blancas y que sus seguidores se identifican con los colores no siempre de la forma más adecuada, apeló al Imperio Romano, Bizancio, “Los Orígenes de la Tragedia”, Homero, Virgilio, las aurigas, Castodoro, Justiniano, los pre-existencialístas, los hunos de Atila, Constantinopla, Santa Sofía, la Santa Iglesia Católica y Romana, los Coribantes de Cibeles, Platón, Virgilio, Descartes, el Espíritu Santo…… Todo a dos columnas y en menos de cuatrocientas palabras, te lo juro, un crack.

Si el desánimo y la zozobra no era letal, el lector podía leer al final de su artículo:



“Empezó a simbolizar el “beau” Carpentier la civilización occidental, la claridad latina, el orden griego, la razón francesa, Vigilio, Platón y Descartes, mientras Dempsey simboliza el Africa tenebrosa y salvaje, como negro que era, y perdió Carpentier”.

Así describe don tres asteriscos un combate de boxeo.

Más abajo incluso se atreve a hablar de “racismos nacionalistas” y “nacionalismos aldeanos” en los seguidores futboleros, prácticas estas por supuesto condenadas por la Santa Iglesia Católica Romana. (Vaya cacao).

Seamos generosos, quizá el boxeador francés Georges Carpentier simbolizara la civilización occidental, la claridad latina, el orden griego, la razón francesa, Virgilio, Platón, Descartes…pero a Dempsey conviene dejarle tranquilo. Willian Harrison Dempsey (Jack Dempsey), no simboliza el Africa tenebrosa y salvaje, la jungla misteriosa, el león, el tigre, la antropofagia, la sed, la incultura…Dempsey NO ERA NEGRO. ERA BLANCO. Y también le correspondía un poco de claridad latina, de orden griego, de razón francesa, de Virgilio, de Platón, de Descartes. Le arrebataron el título de campeón del mundo de los pesos pesados durante una pantomima arbitral.

Es lo que tiene intentar combinar ingredientes tan variados y desconocer el sabor y la textura de alguno de ellos. El pelotazo está servido, detrás de un nick, de un seudónimo (tres asteriscos, Necro, Risto…) o de un nombre con DNI incorporado.

Yo soy más de crear combinados minimalistas y personalizados, de Evaristóteles.

Virgilio y Descartes en su sitio y los grandes del boxeo en el suyo. Que los pedantes indocumentados y/o interesados con documentos, con y sin Master, den opinión y se alejen de las grandes empresas, porque allí son monos esparciendo mierda con un látigo y siempre estarán mejor, más frescos, en hayquejoderse.com, por ejemplo. Pero que sean valientes cuando tengan su chiringuito, que no lo cierren y enlacen a páginas de publicidad cuando reciban un aluvión de comentarios adversos o cuando se aburran de trabajar gratis, (comprobarlo).

Don tres asteriscos sí que era el gran masturbador, sin complejos, como otros y otras que ahora trabajan en tele5, público, el país, el mundo, abc, antena3, lasexta y tal y tal. El ejemplo de esta pedrada periodística tan antigua es perfectamente equiparable a la de otras que oímos o leemos en 2009. Firmantes de opinión que no distinguen un negro de un blanco, porque no conocen a ninguno de los dos o a los veinte, cuarenta, a los cien de los que hablan o escriben y en ocasiones sus subalternos o la memoria son muy cabron@s y las facturas son siempre traicioneras y hay que pagarlas.

Firmantes de opinión que pueden tirarse minutos hablando o juntando palabras escritas para intentar convencernos del parecido físico de Michel Jackson con un supuesto hijo escondido en Noruega, sin caer ellos en la cuenta o desconocer que las características producidas por decenas de intervenciones quirúrgicas no son hereditarias.

Firmantes de opinión con el único valor de ser los autores de la rúbrica, el garabato final y la lección bien aprendida de que de la empresa no se habla mal en público.

Cierto es que si a la mayoría de estos mamarrachos coetáneos les preguntas por Virgilio o Marcial te dirán que son concursantes del GH3, o asin.

Dinero llama a dinero y con él se puede comprar dignidad y ego. Dicen que de las tres cosas cuanto más se tiene más se quiere.


Gracias: M.C.P. por señalarme tantos asteriscos históricos.
Fuente (1): Evaristo Acevedo Guerra.
Fuente (2): Murrieta 2002.

PD. Ha sido muy difícil titular esta entrada. “Don tres asteriscos y el risco inexpugnable”, “Pedradas señaladas”, “Sexo gratis en internet 2”, eran otras opciones.

*_ Hace un año en neonecronomicónblog: Ahorradores y conciudadanos,- Premios Ig-Nobel 2008.

4 comentarios:

Markos dijo...

Vaya carga de profundidad!!
Además me ha resultado muy instructiva. Mucho más documentada que la mayoría de artículos de opinión que adornan muchos periódicos.
Mira que a mi me gustan las mezclas extrañas (una cervecita con una onza de chocolate y un chusco de pan es un manjar :-D ), pero algo tan abigarrado como al artículo de la hemeroteca me resulta intragable.
A lo mejor acabas de dar con el ingrediente que mantiene arrimado este país: el hablar a costa de cualquier cosa y opinar sobre todo.
No decían eso de que si los españoles hablaran sólo de lo que supieran, se haría un enorme silencio?
Salu2

miquelet dijo...

La cuestión es aparentar. Uno aparenta ser un gran erudito si deja caer dos o tres autores clásicos por enmedio de un escrito, aunque esté hablando de la mierda.

Salud.

supersalvajuan dijo...

¿Y quién no es ególatra?

Necronomicón.net dijo...

_Markos.
Para mezclae extrañas y ricas: el plátano con pan + jamón + la cerveza (dosis personal). Como has dicho en la entrada sobre la hemeroteca digital de ABC, “puede ser un juguete interesante”. Este tipo de herramientas, archivos históricos subidos al internete, pueden crear otros documentos que amplíen libros o artículos escritos en papel que tampoco han sido subidos.
Es una suerte tener a quien te señale esos asteriscos. Hoy fue un campeón de boxeo, mañana puede ser la batalla del Ebro.

_Miquelet.
Sí, lo de aparentar debe ser un gene o un virus que afecta, en mayor o menor medida, a toda la peña occidentaljudeocristiananeoislamista. Y lo digo en serio. Ahora que lo de este señor (don tres asteriscos) era la hostia y también “la ostia”.

_Super…
…. Espinete, Pocoyo, Blas, Calimero, Naranjito, Quique San Francisco, ¿Guti?.


Gracias por vuestros comentarios.