martes, 18 de agosto de 2009

_CARTA ANÓNIMA (1934).


Albert Fish, remitente.


En ocasiones es mejor no recibir correo. O no saber leer, como la señora Budd, la madre de la desaparecida Grace, que un día recibió ésta carta anónima y le pidió a su hijo que se la leyera.


Estimada Señora Budd. En 1894 un amigo mío fue enviado como asistente de plataforma en el barco de vapor Tacoma, el Capitán John Davis. Viajaron de San Francisco a Hong Kong China. Al llegar ahí el y otros dos fueron a tierra y se embriagaron. Cuando regresaron el barco se había marchado. En aquel tiempo había hambruna en China. La carne de cualquier tipo costaba de 1-3 dólares por libra. Así tan grande era el sufrimiento entre lo más pobres que todos los niños menores de 12 años eran vendidos como alimentos en orden de mantener a los demás libres de morir de hambre. Un chico o chica menores de catorce años no estaban seguros en las calles. Usted podía entrar a cualquier tienda y pedir corte en filete o carne de estofado. La parte del cuerpo desnudo de un chico o chica sería sacada y lo que usted quisiera sería cortado de él. El trasero de un chico o chica la cual es la parte mas dulce del cuerpo era vendida como chuleta de ternera a un precio muy alto. John permaneció ahí durante mucho tiempo adquiriendo gusto por la carne humana. A su regreso a N.Y. robó a dos chicos uno de 7 y uno de 11 años de edad. Los llevó a su casa los despojó y desnudó y los ató a un armario. Entonces quemó todo lo que ellos portaban. Varias veces cada día y cada noche los azotó -los torturó - para hacer su carne buena y tierna. Primero mató al chico de 11 años de edad porque tenía el trasero más gordo y por supuesto una mayor cantidad de carne en el. Cada parte de su cuerpo fue cocinado y comido excepto la cabeza, huesos e intestinos. Fue asado en el horno (todo su trasero), hervido, asado, frito y estofado. El chico pequeño fue el siguiente, fue de la misma manera. En aquel tiempo, yo vivía en la calle 409 E 100 cercana a la derecha. El me decía frecuentemente cuan buena era la carne humana, que decidí probarla.

El domingo 3 de junio de 1928, yo le visité en el 406 W 15 de St. Brought usted puso queso -fresas. Almorzamos, Grace se sentó en mi regazo y me besó. Decidí comerla. Con el pretexto de llevarla a una fiesta. Usted dijo que sí, que ella podría ir. La llevé a una casa vacía en Westchester que yo ya había escogido. Cuando llegamos, le dije que se quedara afuera. Ella recogió flores, subí y me quite mis ropas. Yo sabía que no debía tener sangre en ellas. Cuando todo estuvo listo, me asomé a la ventana y la llamé. Entonces me oculté en un armario hasta que ella estuvo en la habitación. Cuando ella me vio completamente desnudo comenzó a llorar y a tratar de correr escaleras abajo. La atrapé y me dijo que se lo diría a su mamá. La desnudé. Pateó y me rasguñó. La estrangulé y entonces la corté en pequeños pedazos para poder llevarme la carne a mis habitaciones. La cociné y comí. Cuan dulce y tierno fue su trasero asado en el horno. Me llevó nueve días comer su cuerpo entero. No la violé como hubiera deseado. Murió virgen.


15 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Uff, menuda carta...

supersalvajuan dijo...

Fuente de inspiración para Hannibal Lecter?

Markos dijo...

Si lo llega a pillar la prensa actual, terminarían entrevistándole mientras sofríe la cebolla...

Salu2

TinoRO dijo...

Definitivamente Delikatessen se queda corta.

jm dijo...

Hay cartas que es mejor no abrir

Felipe dijo...

uuff...eso demuestra que enfermos mentales hay en todos los países.

jordim dijo...

así así, así se escribe una carta..

Alejandro dijo...

ALUCINANTE.
Supongo que el tipo llevaría mal el régimen alimenticio de Sing Sing. He leído el enlace y todo ha sido sorprendente. “Justo antes de que se accionara el interruptor afirmó: "No sé aún por qué estoy aquí".

Necronomicón.net dijo...

_ Duncan de Gross.
…Y menuda “intención”. Menos mal que comienza con “Estimada señora”, que sino…

_Super.
La realidad supera a la ficción (SIEMPRE).

_Markos.
No te quepa la más mínima duda. Y las “exclusivas” serían millonarias.

_ TinoRO.
Delicado, delicado (lo que se dice delicado) no fue mucho. DELICADAMENTEHIJOPUTA sí. (La nota interesante creo que también).

_jm.
Después de leer ésta…….

_Felipe.
De eso no te quepa la más mínima duda. Hay buena gente en todos lados e hijos de puta en todas partes.

_ jordim.
Efectivamente. Sentado y anotando bien la dirección del envio.
Bienvenido.

_Alejandro.
Sí. Creo que en Sing Sing le pusieron más pescado.


Gracias a todos por vuestros comentarios.

Necronomicón.net dijo...

_GRACIAS @tinoro:
http://chuenga.net/story.php?id=7394

_GRACIAS @liz41:
http://meneame.net/story/carta-anonima-1

_GRACIAS:
http://www.danielatrujillo.com.ar/

El Susurrador dijo...

Los misterios del ser humano. Realmente no tenemos ni idea de hasta donde podemos llegar.

Quizás con una educación pobre. Permitiendo abortos con 16 años sin necesidad de pedir permiso a nadie.

Quizás sin una educación que nos enseñe el respeto por los demás seres humanos y la diferencia entre el bien y el mal.

Quizás si en tu país los héroes son delincuentes, ladrones, asesinos y narcotraficantes.

Quizás si en los programas del corazón se habla de los personajes que eluden la justicia, y se les trata como dignos personajes.

Quizás en esos países, se pueda llegar a cometer atrocidades aun peores que la narrada.

Quizás menores de edad maten a otros u otras menores, las violen, las maten, las quemen, y luego no muestren ningún síntoma de arrepentimiento. Quizás...

Max Birrax dijo...

Menudo angelito... :O

Necronomicón.net dijo...

_El Susurrador.
¿Quizás hables de España?.
He visitado tus 2 blogs y me han gustado. Volveré.
Bienvenido a éste humilde apartamento y gracias por tu comentario.

_Max Birras.
…Yo no le invitaría a una barbacoa (por si acaso).
Gracias por comentar.

David dijo...

Se me ha puesto tan mal cuerpo que he llamado por teléfono a mis hijos que están de campamento.
Impactante.

Necronomicón.net dijo...

_David.
Seguro que todo estaba bien.
Gracias por comentar.