viernes, 10 de julio de 2009

_MACAS DEL SARDI.

Déu sex machine.
Homenaje al estereotipo de chuloplayas, entrañable y odioso a la vez.
Guille Martínez (licenciado) en TINTÁCULO.

Dice MCP, un tipo más culto, inteligente, prudente, cuerdo, sensato, equilibrado y más financiado que yo, que se escribe con “h”, que hostia (de golpe, agresión, impacto en el morro o hígado) se escribe con “h”. Pues será. Sea. A mí, en realidad, me da igual dar hostias que ostias. Me la pela. Si hay que ponerse…pues al tatami. (Será por una puta “h”).

Cuando las recibí dolieron igual unas que otras y jamás ninguno de los que las recibió me puso objeción alguna en cuanto a lo lingüístico, ni hizo preguntas ortográficas, ni tan siquiera semánticas o etimológicas.

Una hostia es una ostia. Aquí y en la China Popular. Con “h” y sin “h”. Y una serie de hostias es la ostia. Es la hostia meter una serie de ostias; y una mala puta ostia recibir una serie de hostias. Y punto.

Joder… ¿Es que no me explico?. El Quijote coetáneo parece que tampoco.

PD1. Cabeza huevo, Texas ha cambiado mucho desde el 58. ¿Respiras?.
PD2. Va! Cosas mías. (Éste puto Zen). La No-hostia. - Mañana haré seis minutos extras de comba -.

2 comentarios:

Necronomicón.net dijo...

Paso de "contestadores automáticos".

supersalvajuan dijo...

Menudo bañador.