jueves, 4 de junio de 2009

_JORNADAS DE REFLEXIÓN Y MÁS.

No, no es un chimpancé (o chimpancesa).
La pagamos tú y yo. ¿Se aburre?, ¿Tiene hambre?, ¿Sueño?.




¿Qué está pasando?, ¿Existe algún tipo de concurso, reality o campeonato esotérico para los comunes mortales?, ¿Intentan batir algún record de estupideces?, ¿Piensan todos los políticos de éste país de países que todos los ciudadanos (y ciudadanas) somos unos tarados y taradas mentales incapaces, incluso, de limpiarnos la baba por nosotros mismos?, ¿Somos víctimas de algún sabotaje con LSD interplanetario?, ¿Planetario, regional?. De un tiempo a ésta parte se están sobrepasando todos los límites de la cordura. La cosa no sería tan grave si lo hiciera Pepe el del 3º o María la borracha. Lo preocupante es que me refiero a nuestros políticos y políticas (o lo que sean).

Lo de “miembros y miembras” quedó cortito con el recopilatorio de la ínclita y nunca bien ponderada la sra. ex ministra Magdalena Álvarez y sus trabalenguas cátaros. Otra sra. ministra experta en bailes flamencos cree que un feto producto de la fecundación de un hombre y una mujer es un koala, o un tractor, quizá un madelman o un clip de plaimovil, pero no un ser humano. Otra persona es nombrada ministra de cultura incumpliendo descaradamente la Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado. Al poco tiempo la ministra se inventa otra palabra y considera “asustante” la difusión de libros gratuitos en internet, la sra. ministra (¿de cultura?) está “preocupada” por el acceso gratuito a los libros (llámalos e-book o como quieras). Le manda cojones, que diría el maestro Umbral, al que sí le permito inventarse palabras. A mi burro le duele la cabeza. ¿De verdad nos merecemos esto?, ¿Le damos un diploma al RESPONSABLE de ésta magnífica selección de IMPRESENTABLES?.

Pues eso parece pensar la señorita Pajin, delfín (perdón, delfina) del talantoso y talantosísta (nótese) Presidente Zapatero. Parece que estamos a punto de ser testigos de un acontecimiento planetario o interplanetario de extraordinaria importancia histórica y yo sin ir al peluquero.





Si, se puede hacer más el ridículo. Lejos de sentir vergüenza por el calentón la delfína a pegado hoy en su blog el vídeo de la intervención de la famosa niña canadiense, Severn Suzuki, que se dirigió a la Asamblea de la ONU en el año 1992 y que removió la conciencia de los delegados de Naciones Unidas durante su discurso de 6 minutos. ¿Comparaciones?, ¿Brotes verdes fumables?, ¿Apariciones marianas?, ¿Marianístas, quizá?, ¿Drogas adulteradas?, ¿Soberbia?, ¿Alguien ha matado a alguien?. ¿Es tontalculo?.

Está muy bien que se intenten batir records de edad. La ministra más joven, la abortista más joven, la Torquemada más joven. Deja de estar bien cuando el experimento no funciona y muchos (y muchas) estamos hasta los güevos (u ovarios) de que nos tomen por tontos-tontas (que todo hay que decirlo). ¿Necesito un asistente social que me limpie los mocos?.

No, ahora no voy a poner interrogantes, “no ME voy, ni OS voy” a preguntar por qué la Fundación Filantrópica de Bill y Melinda Gates invierte millones en La International Planned Parenthood Federation, una asociación PRIVADA que se sustenta y expande con los capitales de éstos y de la Fundación Rockefeller, la Fundación Ford, y otros. Una “EMPRESA” creada en Bombay (no, Super, no es el azul) con el objetivo de acercar el derecho al aborto en las poblaciones del tercer mundo y crear grupos de presión en occidente; una asociación para la que PRESÚNTAMENTE trabaja la señorita Pajin desde hace años. Seguramente alguien con más luces que yo podría explicarme tantas dudas.



Hasta el culo estoy de dimes y diretes, de éste campeonato de incompetentes e incompetentas en el que no estamos invitados. Y esto no tiene remedio ni a corto, ni a medio plazo. Intuición masculina digo yo.



PD. Por si existe alguna duda: estoy totalmente a favor del derecho al aborto, y a desfasar, y que te desfases, siempre que no seas ministro, ministra, futbolista de élite o piloto de F1. Si eres albañil o camarero tampoco me importa que cobres en mano; sí me molestaría si eres un funcionario público, “¿me entiendes?”... Pues eso. Qué cabronas las gaviotas, cómo destripan.
PD2. Más bético que nunca (una filosofía, como el taoísmo). Planetario e interplanetario, también. En mis macetas sí que han comenzado a aperecer brotes verdes, pero yo estoy seguro de que son de mariguana. Para mi.

5 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Así es nuestra "clase política".

ROSTAM dijo...

Amigo Neonecronomicón.net

La cuota femenina del psoe tiene un bajo nivel preocupante.

La Pajín opta al título de la "tonta del bote", pero Bibiana se lo puede arrebatar perfectamente...

La tirada de la moto del "planeta obama-zapateril" pasará a la historia de las paridas como la frase del 2009.

Una cosa es la devoción por el líder y otra caer en el ridículo.

Un abrazo

Felipe dijo...

Pues la verdad es que, personalmente, no se cual de las dos es peor. La clase política española, o la súper clase política chilena.

Lo digo porque acá el Gobierno trata de fomentar la participación juvenil y tiene como candidato oficial a un ex presidente de 70 años. Y lo curioso de esto es que este señor, ex presidente de la República, tiende a NO inventar palabras, pero si a agregarle letras:

“Vamos a dentrar (entrar) con nuevas políticas económicas…” Qué vergüenza.

El otro candidato, en cambio, tiene una manía de mover los brazos de manera nerviosa cada vez que habla y tiene una voz parecida a la del pájaro loco. Algo interesante…imagínatelo hablando ante la ONU…jaja.

Saludos.

Anónimo dijo...

Bibi, vive y deja vivir!!!
Viva la mujer que no te interrumpió voluntariamente tu vida durante su embarazo!!!
Viva la madre que te concibió!!!
Subhumano
En 1930, Alfred Rosenberg en Der Mythus des 20. Jahrhunderts utilizar el término Untermensh (subhumano) para referirse a aquellos que, supuestamente, se hallaban por debajo de lo humano. El término hizo fortuna y en 1933, una publicación de la SS titulada precisamente El subhumano cargó contra los judíos indicando que pertenecían a esa categoría. En 1942, la Oficina principal de la raza del III Reich distribuyó un panfleto titulado Der Untermensch (El subhumano).

El texto tuvo una tirada de 3.860.995 ejemplares en alemán y además se tradujo a otras catorce lenguas europeas más. En la obra se señalaba que “el subhumano, que biológicamente aparenta ser una creación de la naturaleza similar con manos, pies y una especie de cerebro, con ojos y una boca, es, sin embargo, una criatura completamente diferente”. A esas alturas, el método nacional-socialista resultaba obvio. Para emprender con éxito la gigantesca tarea de exterminar a millones de seres humanos, antes había que desproveerlos de su condición de tales. Apelando a la ciencia – una ciencia risible, dicho sea de paso, judíos, enfermos mentales, personas con dolencias irreversibles fueron clasificados como algo vivo, pero no humano. Una vez colocados en ese grupo, la tarea del exterminio masivo podía llevarse a cabo con total tranquilidad. Y, efectivamente, así fue. Comento todo esto no por el gusto de desplegar ante el lector algunos datos poco conocidos de la Historia del nacional-socialismo alemán, sino para indicar que estaba prácticamente convencido de que el concepto de subhumano había quedado confinado a las páginas más siniestras de la Historia hasta que esta semana tuve ocasión de escuchar a la ministra Aído afirmando que un feto era un ser vivo, pero no un ser humano como había dejado de manifiesto la ciencia. Si en vez de escuchar semejante dislate con acento andaluz lo hubiera oído en alemán, les doy mi palabra de honor de que hubiera puesto mi mano en el fuego porque acababa de pronunciarlas un convencido miembro del partido nacional-socialista obrero alemán (NSDAP). Si la ignorancia es una eximente – y resulta más que dudoso – quizá la ministra sea inocente, pero esa circunstancia no se puede aplicar a Ángel Gabilondo, el ministro de educación. Cualquier persona decente habría respondido que las palabras de la ministra son, como mínimo, una majadería. Pero, interrogado sobre ellas, el señor Gabilondo prefirió escudarse en la frivolidad para no descalificar a su más que objetable compañera de gabinete. Para ser sinceros, no sé cuál de las conductas me parece peor, si la de una ignorante que priva a seres inocentes de su carácter humano para legitimar que se los extermine en masa sin el menor escrúpulo de conciencia o la del profesor universitario que, encaramado a una poltrona ministerial, se inhibe con una gracieta de denunciar semejante barbaridad. En el III Reich, hubo idealistas, no pocas veces semianalfabetos, dispuestos a ejecutar cualquier orden que procediera de su Führer como una señal de progreso, pero tampoco faltaron sujetos con más instrucción, ascendidos a cátedras o ministerios, que se limitaron a mirar hacia otro lado al ver cómo se expulsaba a los judíos de sus trabajos y se preparaba a la población para el baño de sangre. Se puede discutir quién tuvo más culpa del genocidio, pero sus bases quedaron asentadas cuando alguien afirmó que algunos seres humanos eran subhumanos.

Necronomicón.net dijo...

_Supersalvajuan.
“Clase política” subrayo y suscribo tu entrecomillado.

_ROSTAM
Dales tiempo, todavía queda mucho del 2009 y seguro que “alumbran” más chorradas.

_Felipe
La estupidez es planetaria, lo preocupante es que se instale en quienes dicen que “nos representan”. Anímate jovencito que tienes mucho partido por delante.

_Anónimo.
En serio, gracias por tu trabajo. La puntualización ha sido oportuna, aunque me he acojonao un poco. Espero seguir leyéndote.

Gracias a todos por vuestros comentarios.