domingo, 5 de abril de 2009

_NO SE PONE EL SOL, AL SOL.

-FORGES. 5,11,08-

Hace meses el señor presidente de gobierno quiso hacernos creer que nuestra economía estaba en la Champions League. El sr. presidente es un optimista nato, eso no solo lo sabemos quienes creíamos estar jugando la intertoto, ni los más optimistas que se creían disputar la copa de la UEFA, torneos estos dos de caché inferior al de “la Copa de Europa” de toda una vida (ahora Champions League).

Resultó que no pasamos la promoción, que bajamos de categoría, que la FIFA nos ha dado un toque, que los dos CRAKS se han enganchado a las discotecas y no quieren jugar, que casi siempre perdemos en casa y siempre cuando jugamos de visitante. Que a Manolo le han quitado el bombo. Vamos, lo que pasa en un club mal dirigido. De eso algunos padecemos, en éste caso millones sr. presidente, porque vamos de cabeza a regional.

De vestir de corto al sr. presidente le gusta más el basket y es raro que no sea un vocero de la Demencia aunque lleve su elástica. También está enamorado de Obama, con el que le gustaría hacer unas canastas hablando en español. Para el sr. presidente nuestra economía es, también, la campeona de la costa Oeste.

Finalizada la cosa ésta del G20 el sr. presidente estaba eufórico ante los periodistas. No podía, ni quería, disimular el arrebato de pasión que le inunda. Nos ha dicho que las grandes potencias mundiales respetan a España como lo que es: "una gran potencia mundial", y se ha metido de lleno con esto de las potencias mundiales mandando una “Brigada electoral” a Afganistan. Que dicho así brigadas electorales suena a presidente o secretario de mesa, y no a emboscadas, lanzagranadas o inhibidores de frecuencia. Un batallón de brigadistas electorales, varias compañías.

Todo esto lo ha leído y pensado él en español. Porque no creo que se lo haya explicado u oído a ninguno de los representantes de esas potencias mundiales a los que no se les pone en los güevos hablar en el idioma de Umbral. Por joder, más que nada. Sr. presidente, para jugar en la Champions League hay que dirigirse al árbitro en inglés. Cualquier jugador lo sabe. Los telespectadores también. Juega ud. hasta los límites con la regla del fuera de juego.

Que somos una potencia mundial se lo cree Maripili, que ha rellenado una solicitud de empleo para cajera de supermercado y la piden: selectividad, stage en Sitges de matemáticas, inglés (hablado y escrito), y cinturón negro de Tai-jitsu. Pero Maripili no se lo cree porque la pidan inglés, no. Maripili se lo cree porque admira la capacidad de comunicación telepática que tiene su Presidente.

A mí me recuerda al ínclito Piterman y a su paso huracanado por el Racing de Santander, Alavés y Palamós.

Sin esquema de juego definido, con los jugadores mal colocados, con falta de entrenamiento físico, con autodescartes bien definidos, con divos en el vestuario. Sin banquillo. Ni idiomas. Un país cuya economía representa el 2,5% del total mundial, que está muy por debajo de la media de la OCDE en gasto en educación, que sigue teniendo una inversión ridícula en innovación y cuyas patentes no alcanzan ni la cuarta parte de las que registran sus socios europeos.

Potencia mundial. Record Guines generando parados y soldados de la paz. Y si no le ríes las gracias al sr. presidente eres un antipatriota. Manda güevos Paco Umbral.

9 comentarios:

Tercera Opinión dijo...

Brutal, sí señor.

Uno de esos posts que tanto me gustan, irónico, ácido, inteligente.

Un saludo.

Felipe dijo...

No hay nada mas bueno que una entrada sarcastica, sobre todo cuando se habla de política.

Pero algo no me quedó claro...apoyas al presidente o prefieres la política de Rajoy?

Nada personal, solo curiocidad.

Un abrazo.

supersalvajuan dijo...

Somos un límite que tiende al infinito. Y el infinito es una cosa muy personal. ¿O eso era el infierno?

jm dijo...

En fin, de la política ya sabemos lo que podemos esperar …

Señorita Puri dijo...

que dios nos coja confesaos

M.C.P. dijo...

No pierdas la cabeza.

Anónimo dijo...

Una potencia mundial si señor. Tan grandes y libres somos que ningún presidente de gobierno democrático ha hablado en inglés en las grandes megacumbres.
Muy fino, como el hojaldre de los emparedados que me encantan. Fino pero al puto cuello. Umbralismo de la recesión.

BCN.

Necronomicón.net dijo...

_Tercera Opinión.
Me alegra que te guste. La acidez nos la instalan de serie.

_Felipe.
Ninguno de los dos tiene mi voto. Mi voto siempre está en blanco, bueno tengo que confesar que en alguna ocasión he introducido en el sobre “otras cosas”.

_supersalvajuan.
El CIELO es una cosa muy personal, creo.

_jm.
Deberíamos esperar otras cosas, digo yo.

_Señorita Puri.
Amén.

_M.C.P.
Tú tampoco compi.

_Anónimo.
“¿Umbralismo de recesión?”, me gusta.
Lo has dicho mejor que yo.


Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tercera Opinión dijo...

Hola Necronomicon,
aprovecho que paso por aquí para agradecerte todos y cada uno de los comentarios que has puesto durante este tiempo en mi blog.

Como sé que ese pequeño rincón que mantengo domingo a domingo es más vuestro que mío, ha creado una sección con un listado de todos los bloggers que soléis participar en Tercera Opinión.

http://www.terceraopinion.net/blogs-interesantes/

De esta forma cualquiera que entre podrá, desde ahí, visitar también vuestros blogs.

Muchas gracias por tu tiempo.
Un abrazo.

Eloy.