miércoles, 4 de marzo de 2009

_POLÍTICAMENTE INCORRECTO.

Ameneh vive desde hace cuatro años en Barcelona, su situación es la de refugiada después de haber sido salvajemente agredida por su expareja que la dejó ciega lanzándola ácido a la cara. Ha sido intervenida quirúrgicamente en distintas ocasiones en nuestro país y cobra 400€ de pensión, lo mismo que mi vecina Engracia, viuda, de 70 años, 30€ menos que Abel, carpintero durante 50 años, con 71 ahora y que durante años y años no firmó nómina alguna porque en Linares le vejaban (engañaban) así, 400€ más que mi primo Eduardo, de 39 años, que acabó hace dos meses la prestación por desempleo. El piso compartido en el que vive Ameneh está subvencionado en parte por el Gobierno de la Generalitat. Los otros citados no reciben un céntimo para pagar sus alquileres o los, cada vez más, confusos recibos de la luz. Ameneh está muy agradecida de las veleidades de nuestra justicia, tan solo pone un reparo, parece ser que no conceden el visado a su madre. Viajará ahora a Irán para cumplir la sentencia que se ha dictado contra su agresor: dejarle tuerto. Dejarle tuerto porque en Irán una mujer vale la mitad que un hombre. Puede, si lo desea, cumplir personalmente la ejecución. Si Ameneh consigue reunir 20.000€ (para lo que tiene abierta una cuenta que recibe aportaciones solidarias) podrá cumplir su deseo y cegar totalmente al salvaje de marras. 20.000€ y la dejan cumplir su sueño. Ellos lo llaman justicia.

Tengo una certeza y una pregunta. La primera es que Don Quijote y Sancho siguen siendo el mejor retrato de lo español. Mi pregunta es: Cuándo vuelva Ameneh de Irán, después de cumplir con la Ley de Talión, ¿Debería seguir beneficiándose de la justicia española?.

De la certeza no creo que salga por mucho que me digan. La pregunta tendrá muchas respuestas pero yo también tengo la mía. Creo que fue Sócrates quien murió tomando cicuta. Fue su condena por “influenciar negativamente a los jóvenes”. Si no recuerdo mal (en ocasiones se me apaga una de las dos luces que tengo) declinó evitar el mal trago “porque siempre había acatado las leyes de su país”. Su rechazo al indulto creó una máxima socrática: “más vale sufrir una injusticia que cometerla”.

Ni Ameneh ni yo seremos nunca Sócrates, ni tenemos porqué ser socráticos o del Atletic de Bilbao; por eso en realidad mi pregunta es para los señores y señoras que imparten justicia e injusticia en éste reino de países: ¿Debería seguir beneficiándose de la justicia española Ameneh cuando vuelva de Irán?. Porque creo que aquí hay algo que no cuadra, y no es la pensión por viudedad de Engracia (que también).

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

España. Como cantaban los Bushido, "mírame, pero no me toques":

J dijo...

Ley frente a justicia. Es un debate tan viejo como complicado, lo que pasa es que hasta que no se le ponen nombres (y cojones), y sobre todo, hasta que no nos toca a nosotros, pues quedan en un segundo plano ante un Barça/Madrid o una caña con aceitunas/almendras. Un post molesto el que has escrito. Enhorabuena.

Felipe dijo...

Pues yo creo que después de cobrar justicia ella debería irse. Por lo menos aca es así...cuando ya se ha echo justicia con algo, el afectado sencillamente deja de resivir veneficios. Y punto.

Digamos que me encuentro mejor, pero sigo con ataques de histeria repentinos. Ya veremos como sale esto.

Saludos!

PD: Sabes tu como puedo enlasar algún video desde youtube sin tener que guardarlo en mi PC?

Necronomicón.net dijo...

_Supersalvajuan:
No lo recuerdo: ¿Quién fue el primero que dijo “España duele?.

_J:
La ley no debería estar en contra de la justicia nunca, pero puede ocurrir (de hecho ocurre) que dos formas distintas de impartir justicia, invalide las leyes de las dos partes cuando un demandante está sujeto a las dos ¿o a ninguna?. ¿No incumple Ameneh las leyes españolas aceptando las iraníes?, ¿No es delito viajar a Guinea para hacer una ablación y volver a España tan pichi?. Creo que el que tiene un problema son las autoridades implicadas en ésta incongruencia (o problema).

_Felipe:
No entiendo muy bien lo del video, te contesto en tu blog.


Gracias por vuestros comentarios.

Alejandro dijo...

Lo de “España duele” creo que lo dijo Unamuno.

Creo que el conflicto de intereses” lo tienen algunas instituciones, en efecto. Pasará inadvertido. Y su madre conseguirá el visado y alguna ayuda económica que no será iraní. Los ciegos también votan (en España).

Necronomicón.net dijo...

_Alejandro:

Gracias por las pastillas y por tu comentario.