domingo, 1 de marzo de 2009

_DIFÍCIL DE TITULAR.


Todos los furores no son iguales, como no es igual el olor del mismo perfume en dos personas distintas. Los ladrones tampoco son todos iguales, a algunos se les despide aplaudiendo y entre desmayos de protocolo cuando son introducidos sin esposar en el coche celular, a otros no. Las barandillas que protegen al viandante del río tampoco son iguales en Quintanal de la Oca que en Villarrubia del Condado, por poner dos ejemplos, pero cualquiera de las dos pueden ser traspasadas con un poco de esfuerzo e intención. La justicia NO es igual para todos y los intereses del poder mediático son tan oscuros y descarados como los de la ciega que enseña una teta mientras sostiene una balanza romana. A veces insoslayables. A veces exiguas. Depende.

El circo no puede parar por mucho que el payaso llore solitario en su caravana. La noria gira y gira y la vida es una tómbola llena de luz y de color. El pasado 11 de febrero, presuntamente, Ramón F.A. de 48 años propinó un fuerte golpe en la cabeza a María Socorro da Silva de 26 años, una prostituta brasileña recién llegada a Ourense. La mató, cargó con su cadáver y lo arrojó, sorteando la barandilla, al río Avia.

En ésta ocasión el furor popular no se ha lanzado a las calles y plazas, a la puerta del Juzgado, de la comisaría, del Delegado del Gobierno. No han gritado por la cadena perpetua, ni por el cumplimiento íntegro de las condenas, ni le han echado la culpa al Presidente de Gobierno o Aznar o Bush o a los video juegos. A diferencia del cobarde crimen de Marta del Castillo los medios de comunicación han dedicado a la noticia unos minutos. Los medios escritos de ámbito nacional protegieron la identidad del putero gorrón asesino de 48 años citando solo las iniciales de sus apellidos.

Ramón Fernández Álvarez lideró en abril del 2005 una protesta de los vecinos de Riobóo por la falta de señal de televisión en el pueblo. ‘O non haber televisión non sabemos que facer de noite e non nos enteramos do que pasa no mundo, como foi nombrado o novo Papa (...); escribía en una carta dirigida al diario La Región. Que se aburría por las noches y no se enteraba de lo que pasaba en el mundo.

¿Recuerdas que la víctima se llamaba María Socorro?, ¿Recuerdas que el presunto asesino se llama Ramón F.A.?, ¿Recuerdas que el río se llama Avia?. De lo que estoy seguro es de que recuerdas como se llama el presunto asesino de Marta, de que has visto a su última novia de 14 años y a su madre, de que ya sabes qué publicidad lleva impresa el presunto arma homicida, que Miguel Carcaño cenó aquella noche espaguetis carbonara y de que no le quedaba saldo en el móvil (un Nokia 611) a las 11,30 PM.

A éstas alturas de la función solo hay un ingeniero de lo esotérico en éste reino de países que piensa que “se están utilizando pocos medios y mal elegidos” en la búsqueda del cadáver de Marta del Castillo, pensará él, y los medios para los que trabaja, que es cosa de una conspiración.

La turba ya ha manifestado su ira incontrolada. Los medios también pero cuidando el negocio. ¿Será capaz la señora ciega con una teta fuera y una balanza romana en la mano hacer su trabajo con equidad?. ¿Deberían haber dejado los agentes de la benemérita hacer justicia al embalse de Albarellos y dar paz así a una “mente tan atormentada”?. Su abogado, Luis Porto, ya ha solicitado su ingreso en un centro psiquiátrico porque “está muy mal”. Aburrimiento nocturno, quizá.

La hija de María Socorro espera en Brasil la repatriación del cadáver. También son distintas las dos maneras de esperar un cadáver, si.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres un señor, que no se quien eres, vengo de no se donde -¿del google?-
Pero
Eres
Un
Tio, cojonudo.

David dijo...

la equidad de “la señora ciega que enseña una teta con una balanza romana en su mano izquierda”, en ocasiones se entretiene debido a la espada que sostiene –blande- en su mano derecha.

Nuevamente: acertado.
Gracias.

PD, ¿El Guadalquivir pasa por Sevilla?.

Necronomicón.net dijo...

_Anónimo. Yo también te quiero. No, de Google no vienes, la pregunta es ¿Dónde vas?. Si quieres vuelve.

_David. La espada intimida más que nada porque está en manos de una ciega.
Creo que sí, que pasa por Sevilla, que es navegable y que sus aguas son turbias.

Gracias por vuestros comentarios.