miércoles, 25 de febrero de 2009

_23-F 81/09, Y MEDIO ESPEJO DESPUÉS.







Aquella tarde Pe estaba jugando a la pita con sus amigas Ta y Na porque las lumias de sus amigas Carmen y María no las dejaban jugar a la goma con ellas. En Alcobendas hacía fresco y todas merendaron un bocadillo de Nozilla menos Na que no iba a colegio bilingüe y siempre ha sido más de chorizo y el pelo suelto.

A Pe la faltaban once años para ponerse jamón, a España once meses para enterarse de que Don Camilo era capaz de absorber litro y medio de agua no muy fría por vía anal y a mí once días para que sortearan mi destino obligatorio en el mapa militar, el panorama a corto y largo plazo no era el mismo, no. Las señoras Marías llamaron a las crías esa tarde antes que otros días y los que jugábamos un cupón obligatorio no dejábamos de hacer cábalas hasta más tarde que nunca sobre probabilidades y posibilidades, sobre regiones militares y aquellos cuarteles del 81 que aún no conocían las misiones humanitarias, de los que estaban a la sombra de los almendros y de las que salvaban Galaxias.

Cuando Pe estaba recitando el niño Jesús, después de los 15 minutos que la dejó mamá ver el Cinexin, después de tomarse el cola cao; yo ya sabía que aquello del golpe era una chapuza y que en 1981 no todos los números entran en el bombo. Bueno, lo sabía yo y lo sabíamos todos. Lo sabía hasta Blas Piñar que contestó a un guardia civil muy amable con él :”No, yo me quedo con mis compañeros”. Manda güevos. Aquello fue más definitivo que el intento fallido de especie de llave de judo contra un anciano de setenta años, que fue el segundo manda güevos después de los primeros tiros.

Pe dormía ya como un angelito abrazando sus zapatos nuevos que guardaba bajo la cama. Ni ella ni yo imaginábamos que un sorteo me permitiera conocer antes al Tipo Vestido de Zorra, ni que en 2009 un oscarizado español cogiera la baja y propiciara un ERE a medio rodaje. Pe se despertó, volvió a poner los zapatos bajo la cama y cruzó el pasillo hacia el baño. Quería verse en el espejo otra vez, la última vez hasta mañana. Mamá nunca fue de jalea real ni de propoleo ni ácido hialurónico y los glucosaminoglucanos eran una incógnita desconocida. Yo pensaba no dejarme bigote en ninguno de los casos y que tutun revolutum.

28 años y unas cuantas horas después creo que las portadas de El País 2009 son mucho más de movidas y a color, tildadas; las portadas de éste país de países. Que las mentiras del G-20 no difieren en mucho de las imprecisiones pretéritas de José Luis Leal Maldonado y otros. Que la escopeta nacional es una obra inconclusa. Que a días alternos Pe es más jamón y menos actriz, que si no juegas no te puede tocar. Que España sigue siendo un sitio con muchos pedorros no domésticos. Que la soberbia se esconde en cotos privados y de interés nacional también. Que todavía pueden obligarte a jugar. Llevo una temporada que me afeito cuando quiero y también me levanto por la noche, recorro el pasillo e intento, evitando el espejo, no parecer un Mikel Rourke de lo social. Porque yo se que lo valgo y puedo coincidir con un día que el lanzador de dados esté cansino o confundido.


IMAGEN: portadas El País.
_23-02-1981. Edición especial.
_23-02-2009. Edición de la mañana.

5 comentarios:

Felipe dijo...

Hola! Interesante comentario...

puedo preguntarte algo? Que opinas tu de la Monarquia Española? Solo por curiosidad..

Hablamos!

Necronomicón.net dijo...

He leído tu post sobre Juan Carlos:

http://felipe-colapsando.blogspot.com/2009/02/juan-carlos-de-borbon.html

“A mi señora y a mí nos llena de profunda satisfacción” saber que su Majestad y tú habéis compartido pala y ayudado al equilibrio vegetal del planeta. Contestaré a tu pregunta en tu blog.

Recibe un cordial saludo. Gracias por tu comentario.

Felipe dijo...

Oh, gracias por esas palabras, la verdad no esperaba eso. Gracias, en serio.
Pues con tu respuesta quedé más que satisfecho. He conocido a algunos españoles que hablan de la monarquía española, y del Rey sobre todo, como si ellos fueran unos ladrones de impuestos y vagos que viven, supuestamente, con el sudor de la frente de los españoles. La verdad no conozco mucho acerca de la política española, salvo que he tenido el privilegio hablar y abrazar al Presidente del Gobierno y al Rey. Lo único que sé es que Rajoy es de oposición, y que la vicepresidenta es María Teresa Fernández de la Vega.

Es interesante que con 16 años me interese por esto, pero creo que al menos me ha servido para que la Presidenta de Chile ( a pesar de que no apruebo su gestión) se sepa mi nombre y apellido, y según ella, me recuerde con cariñó…aunque como son los político, no sé si creerle mucho. Jajá.
Saludos y gracias nuevamente.

Alejandro dijo...

Lo de “no parecer un Mikel Rourke de lo social” me ha llegado al alma. Vaya güasa.

Necronomicón.net dijo...

@Alejandro:

Los sábados intento no caer en el tedio de un Richard Gere de lo paramístico.

Lo puedo prometer.