sábado, 10 de enero de 2009

_RON MUECK.






Figuras que podrían formar parte de un mal sueño, grotescas, impactantes, crudas. Escultor hiperrealísta, chancero, extravagante. Rostros, gestos, miradas, posturas, actitudes que despiertan la curiosidad y la inquietud. Sorprendente. Protagonistas como cualquiera de nosotros, sin maquillaje, sin poses desnaturalizadas, sorprendidas durante un parto, un descanso, una mirada, una tarde de compras o los primeros minutos de la muerte. Fibra de vidrio, silicona, espuma de poliuretano, acrílicos, cabello natural (en ocasiones el suyo). Las dimensiones de las obras es lo que turba, sobresalta al espectador. En ocasiones son gigantescas, otras veces pequeñas, siempre hiperrealistas. La escala nos sacude.

La evolución de un artista australiano que hacía muñecos para Barrio Sésamo, para publicidad en tv, para una fantasía épica protagonizada por David Bowie (“Laberinto”). Hoy ícono del llamado Arte Moderno. Ron Mueck.

_Cómo construye sus figuras Ron Mueck.

4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Impactantes si que son

Tercera Opinión dijo...

No conocía al autor, son impresionantes. No sólo las esculturas en sí, sino las posiciones que adoptan.

Un saludo.

Alejandro dijo...

¡ Cuántas cosas buenas salieron de Barrio Sésamo ¡. En serio, IMPRESIONANTE Ron Mueck.

dezaragoza dijo...

Cojonudo, hay cosas que merecen la pena ser vividas.