viernes, 30 de enero de 2009

_MÁS O MENOS.


En éste país de países si después de tomarte unos Jacks Daniels descerrajas siete tiros con una 9 mm. contra tu vecina, o te da por sacar el hacha grande del trastero y descuartizar a un desconocido o desconocida, un abogado (de oficio o de pago) puede alegar que estabas borracho y que por tanto eres merecedor de un atenuante en el castigo. Si te tomas los Jackis después de la sangría también vale. En otros sitios (estados, países, etc.) consideran que lo de los chupitos o dobles es un agravante.

Susana Landeras, fiscal (o fiscala) de la Audiencia Nacional considera que lanzar cocteles molotov contra la vivienda de un ertzaina y quemarle el coche tiene menos delito si lo haces por desamor.

¿Se pueden atracar bancos por desamor?. Porque quizá la línea de defensa de el solitario esté equivocada.

Me imagino a los abogados defensores apelando al amor para justificar actos delictivos.

_Señoría, mi defendido atracó la sucursal de Banesto después de dejar una carta desesperada a la novia que acababa de abandonarle.

(Dejo el resto de ejemplos a la imaginación de cada cual). O así.

1 comentario:

supersalvajuan dijo...

Desamor, venganza y todo lo demás. Buscad a Paco Mtez-Soria y hacemos una peli.