sábado, 3 de enero de 2009

_LOS DOLORES Y EL DOLOR DE MARIA DOLORES.



Sientes un calambre que se extiende desde el escroto y adyacentes a la nuca. Pasa por la columna rápidamente, en el estómago se retiene dos segundos, lo suficiente para cortar la digestión o hacer que ésta si ya se ha producido se precipite a desalojar. Estadísticamente se mancha el calzoncillo en un 75% de ocasiones. La nuca se apelmaza. Sientes después que los pulmones no pueden llenarse de aire, que es inútil intentar llenarlos, que los músculos implicados en tal finalidad no responden. La coloración facial pasa de un rojo extremo a un blanco nuclear en 14 segundos. Comienzan las convulsiones. Tu cuerpo ha cambiado 2º de temperatura en 7,5 segundos. Los ojos lagrimean. Aún no tienes resuello, es mejor estarse quieto y golpear el culo reiteradamente sobre el piso. Las rodillas (ese engranaje) perdieron resistencia y dejaron de soportar pesos y contrapesos. Si te preguntan cómo te llamas comprobarás que otras habilidades consideradas humanas como el lenguaje o la paciencia también las has perdido y que sentidos como la audición tienen momentos más subjetivos que otros. Se llama patada en los cojones y es muy doloroso (sobre todo cuando es deliberada y proviene de un conocido descontrolado).

Dolor de cabeza, inflamación de los tobillos, pies y manos, dolor de espalda, cólicos abdominales, sensación de gases, espasmos musculares, nauseas, distensión, estreñimiento o diarrea, disminución de la coordinación, ansiedad o pánico, confusión, irritabilidad, baja autoestima son secuelas a corto plazo. Fatiga, paranoias, movimientos letárgicos, cambios o pérdidas del impulso sexual pueden ser secuelas más graves que se manifiesten y persistan, persistan. Los dolores. Me atrevo a decir que una buena patada en los cojones es como el problema de las drogas: hace daño incluso al entorno. Incluso.

¿Qué duele más, que otra invitada a la boda lleve el mismo vestido que tú ( el dolor de Maria Dolores ), o una patada en los cojones?.¿Qué está más valorado (en €), el dolor moral o el físico?. ¿Deben valorarse igual los dos dolores o no?. ¿Duelen lo mismo?. ¿Y esto como lo pagamos? (o cobramos). Y lo más importante: el montante (en €) ¿se valora por cantidad de dolor o por cantidad de agravio?. ¿Dónde terminan las secuelas de un amadrinamiento desafortunado?.

Debe ser muy difícil valorar en euros la reparación moral de un agravio o la indemnización por un error médico que lleve a la tumba a un contribuyente. Poner precio a un agravio o valorar en euros el dolor físico. Debe ser muy difícil explicarle al afectado (en caso de que esté vivo) el criterio de valoración (en €).

Yo prefiero repetir americana con otro señor o caballero. Puestos a ser víctima y cobrar menos de 1000 € (por el agravio y el dolor).

3 comentarios:

Markos dijo...

Desde que dejamos el ojo por ojo...se perdió la perspectiva de valorar el daño y el agravio.

Tu descripción de la patada en los webos es genial, me ha dolido.

Salu2

supersalvajuan dijo...

Y en ese caso, estás tres grados por debajo de fatal.

Necronomicón.net dijo...

El ojo por ojo es lo que tiene, que al final todos ciegos.
(Y si ), estoy por debajo de fatal (+-3).

_Markos

_Supersalvajuan


Gracias por vuestra visita, por leerlo y comentar.