jueves, 15 de enero de 2009

_LA TERRAZA (CUBIERTA) DE POMBO.


Margarita había llegado sin tabaco y con dolor de cabeza. Lluvia tenía tabaco y ganas de vengarse de su madre. Indefinido estaba contra todo y no se follaba a ninguna de las dos. Los tres tienen en común que son repetidores, menores de veinte años y descapitalizados; amén de otros archivos compartidos que quizá quieran citarse. Controversia y Exacto por la edad podrían ser sus padres o madres, pero no lo son. Exacto nunca sería el padre elegido por Lluvia, Margarita e Indefinido. Los cinco se encontraban en la misma mesa de una terraza picando pulpo a la gallega y boquerones en vinagre.

Controversia le estaba hablando a Exacto de la madera que envejece el vinagre de Módena mientras los tres descapitalizados pisaban vociferando sus propias paridas. Hasta que Indefinido, entre boquerón y boquerón, señal al camarero pidiendo otra caña, sms y chascarrillos recurrentes sobre la publicidad en los autobuses dijo:

_Entonces…Adan y Eva tenían ombligo o no…

Exacto dejó de interesarse por el roble americano, el camarero le miró como interrogándole: “¿Le pongo otra caña al chiquillo?”, Lluvia (que es compañera de club de ajedrez de Exacto) dijo que se tenía que ir a casa. Controversía intuyó en ése momento que era una mañana larga, conocida. En Enero Margarita decidió no estudiar Bellas Artes y pedir cita en el especialista porque quizá el continuo dolor sean migrañas (o no).

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Mejor los matrimonios que los boquerones solos.

Necronomicón.net dijo...

Noooooo…
La anchoa y el boquerón son exquisitos y simpáticos por separado, pero en éste caso el matrimonio (*1) es antinatura. Es preferible recurrir a Gilda (*2).
Es una opinión.
(*1) anchoa+boquerón.
(*2) anchoa+pepinillo+pimiento navarro+aceituna+guindilla verde (todo atravesado por un palito largo. Se engulle de 1 o 2 bocados).

Martín G. Ramis dijo...

me ha gustado eso de que tus intereses sean ser mejor persona.
te dignifica.