jueves, 22 de enero de 2009

_HE VISTO COSAS.


Yo al sr. Presidente de Gobierno le veo como a muchos otros conciudadanos (y conciudadanas, etc.), enamorado, rendido a los encantos, ilusionado como un chiquillo que por fin desenvuelve el excalestrix el 6 de Enero. La señorita delfín Pajín compara ante los medios la ilusión de ambos pueblos (el yanqui y el español), el carisma de los dos presidentes, la similitud de su mensaje.

Yo alucino.

Veo en la tele al sr. Ministro Sebastian (el de las dos bombillas) citando a Kennedy, invitando a los consumidores a comprar productos españoles. La comunidad europea ya sancionó a Alemania e Irlanda por ése tipo de promociones, además ¿los millones de bombillas que ud. repartió eran made in spain?.

Le escucho al sr. Presidente nombrar al nuevo mandatario americano mientras hace una mueca de pícaro subrayado, HUSSEIN… Obama. Segundos después, atropellado, sonriente, entrelazando las manos compulsivamente, dice que el programa del nuevo iluminador universal es “CLARAMENTE socialdemócrata, muy puro, en términos norteamericanos liberal”. Y que se congratula por ello. Como no consumo alta definición no sabría decir si se puso más o menos colorao.

Yo sí, por vergüenza ajena me puse colorao. No paro de alucinar (y no son tiempos de bonguis).

1 comentario:

supersalvajuan dijo...

Es que son productos españoles. Algo defectuoso en ellos, viven todos con Yupi como asesor.