domingo, 4 de enero de 2009

_DESAYUNO CON TOSTADAS (Y TOSTADOS).


Si los muyahidín afganos se convirtieron en las tropas de choque antisoviéticas fue porque lo quiso el boss y lo pagó el caoboy. Si existe Fatah, Hezbollah, Hamas y otros que citaré es porque otro caoboy o saltabardales de turno lo consintieron, lo auspiciaron, lo sufragaron. Le interesó en un momento dado, les interesaba en un momento oportuno.

El inconsciente que lleva a casa la cría de un caimán es un anónimo irresponsable. Cuando la cría se hace caimán y la abandona en una escombrera él se convierte en un delincuente peligroso que se puede reciclar en cazador de caimanes y salvador no anónimo de pueblos amenazados por jaurías (¿son jaurías la reunión de mogollón de saurópsidos?). Los caimanes también comen todos los días.

Todo esto puede ocurrir porque H. se levantó una mañana y no le gustó la mermelada que le sirvió la gobernanta de cocina. O porque L. M. y N. le dijeron a primera hora que pensaban cambiar su pan de molde. Que no habría follado la noche anterior es irrelevante, cotidiano.

El trabajo de H. (iluminador) es güay. Por la mañana decide si la cocaína es legal o no, o los optalidones, o la aspirina, o el tabaco, o las hipotecas fáciles, o la gasolina sin plomo, o las centraminas, o las clonaciones, o la fotografía digital, o los billetes de 25, o la pornografía, o los Klinex, o La Magia de París, o según qué antidepresivos, o la biblia en verso.

Y si se le cae la tostada nadie se preocupa de porqué parte. La primera cocinera le hace otra y se lo servirá la primera camarera mientras la gobernanta ve limpiar el suelo con sus uñas a la primera limpiadora. Ser un iluminado es lo que tiene (mucho servicio).

H. no se cansa, tampoco lee, ni piensa. Cree que las tostadas salen con la mermelada extendida por una máquina. Que las vacas no tienen nada que ver con la leche que una máquina-Ford ha introducido en un tetrabrik que existe porque un primo suyo lo declaró legal 15.000 desayunos antes. H. no ha olido las moñigas de 95 vacas a las 5,30 (a.m.), pero apesta más que la cuadra.

Su hedor es la primicia de otros miles de saltabardales, vergüenza ajena y hastío de quienes aún no tenemos congestión nasal. Están en periodo preelectoral L., M., N., o sus colegas. O así. Somos predeciblemente irracionales dice la portada del periódico mientras H. quiere más tostadas y la segunda camarera corre solícita. Mermelada de arándanos con procrastinación.


Viñeta vista en timeonline 4/01/09.

2 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Será que ser racional es aburrido. O quizás, una pérdida de tiempo.

David dijo...

“Mermelada de arándanos con procrastinación”. La mantequilla la ponen los sionistas.

Gracias.