lunes, 29 de diciembre de 2008

_LA MÁS DENOSTADA DE LAS ARTES.




La defensa es legítima.

La defensa deja de ser legítima cuando es desproporcionada. La defensa debe ser proporcionada al ataque.

Es un principio básico para cualquier militar honorable. Un principio básico en las normas de Caballería y de Bushido. Es una norma que se respeta incluso en los lances de entreportales.

Cuando la reacción a un ataque la respuesta es desproporcionada, el nombre de ésta acción no es defensa. Los militares dejan de tener honor, no es propio de caballeros, convierte al samurái en un puto ronin y al pendenciero en villano de entreportales.

Éste principio debe valer INCLUSO para los elegidos de Dios.

Cuando los testigos callan y dejan abusar reiteradamente al villano de entreportales se convierten en simples saltabardales igual de villanos y delincuentes, con derecho a diezmo, cómplices.

Cuando un ejército crea más daños colaterales que objetivos cumplidos es ineficaz (en cursiva). Cuando su ineficacia se prolonga durante más de cuarenta años la ineficacia se llama limpieza, porque está consentida por miles de simples saltabardales igual de delincuentes que consienten tanta ineficacia.

Tanta ineficacia es el beneficio de unos pocos.

Maquiavelo escribe de derecha a izquierda mientras los simples saltabardales y pisamierdas le ríen las gracias.

Que siga girando la noria.

7 comentarios:

J dijo...

El arte de la guerra enseñaba a combatir y destruir al enemigo desde su interior. Lo de estos últimos días en Palestina sólo enseña la cobardía de la comunidad política internacional.

supersalvajuan dijo...

¿Qué puedes esperar de alguien que se viste así?

David dijo...

A los villanos que abusan entreportales les gusta robar a viejas y pegar a borrachos.

Abusar es fácil e injusto.

La ley gitana, como la romana, no lo permite. Del que abusa constantemente decimos que “no es persona”.

Gracias.

ROSTAM dijo...

Necronomicón.net

Muy acertado tu post, y tan lamentable y odiosa es una guerra contra los indefensos como el silencio cómplice y culpable de los corderos.

Este ataque completamente desproporcionado de Israel contra Gaza clama al cielo, igual que cualquier cobarde atentado terrorista.

Israel practica la ley judía del ojo por ojo, diente por diente e incluso se acercan al código asirio de "cabeza por ojo, mándibula por diente".

Aún es más doloroso el silencio de la ONU dominados por los eficaces medios de presión habituales.

En medio de tanto dolor e injusticia del mundo, te deseo un Feliz año, amigo mío

Necronomicón.net dijo...

Pues eso...

Feliz y provechoso (si) año nuevo para todos y para todas.



2009 = + ( ¿? ). ( )

Anónimo dijo...

AQUIestá la prueba de la internacionalidad de la estupidez.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.